Adolescentes al volante ¡cuidado!

Según el Consejo Nacional de Seguridad en Estados Unidos, cada día se presentan más de 15 accidentes que involucran a adolescentes entre los 15 y los 20 años. Aquí te cuento qué debes hacer si eres adolescente o si tienes un hijo de esta edad, para que tomen las precauciones necesarias a la hora de conducir.

Uno de los momentos más esperados por los adolescentes, que claman su independencia y quieren sentirse adultos, es el de poder conducir un automóvil. En contraste, puede ser el momento menos esperado por los padres de dichos adolescentes, pues prestarles el automóvil (auto, carro o coche), es una gran responsabilidad que requiere: preparación, dinero y paciencia: un curso para obtener una licencia de conducir, actualización del seguro del automóvil (auto, carro o auto) en ciertos países, y sobretodo, reiteración de las precauciones que se deben tener en cuenta a la hora de ir al volante.

Eso es lo más importante: hablarles a los adolescentes de los peligros que implica conducir un automóvil de manera irresponsable o sin estar alerta. Los accidentes de tránsito son la causa número uno de muerte en los adolescentes en Estados Unidos. Sin embargo, no siempre son ellos los que resultan heridos o mueren, también son ellos los causantes de muchos otros accidentes que pueden herir o causar la muerte a otras personas.

Por eso, antes de darles las llaves para que salgan a recorrer las calles de la ciudad, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Siempre deben llevar el cinturón de seguridad
  2. Restringir el número de pasajeros y que lleven sólo el equivalente al número de cinturones de seguridad que haya en el automóvil. Según el Instituto de Seguros para la Seguridad Vial de Estados Unidos, el riesgo de accidente aumenta exponencialmente con cada pasajero.
  3. Establecer restricciones para que no manejen de noche. Las estadísticas hablan de que el mayor número de accidentes de tránsito con los adolescentes se presentan durante la noche, en especial después de las 10 pm.
  4. Prohibirles el uso del alcohol o de las drogas cuando van a conducir. Es la receta perfecta para lograr una tragedia.
  5. Prohibirles el uso del teléfono celular: eso incluye hacer llamadas y enviar mensajes de texto mientras están al volante. Si es necesario que hagan una llamada, es mejor que se detengan, que se hagan a un lado de la calle y que llamen o manden el texto.
  6. Enseñarles a respetar las señales de tránsito: un semáforo en rojo es para detenerse, no para acelerar. Una señal de alto es para hacer precisamente eso: parar o detenerse.
  7. Prohibirles manejar cuando están cansados o sin dormir.

Es muy importante conocer las leyes y las restricciones de cada país, estado o ciudad para tenerlas muy presentes y que los adolescentes las pongan en práctica. Puede ser buena idea que te subas de pasajero con tu hijo(a) para ver cómo conduce  y señalarle las precauciones que debe tener en la práctica.

Recuérdale siempre que si él o ella siguen todas las precauciones necesarias, evitarán poner en peligro su vida y la vida de los demás.

La independencia no se logra abusando de ciertos privilegios como conducir. Haz respetar las normas y establece límites en tu casa por el bien de tu tranquilidad y la de los demás.

 

Imagen © iStock / Ariel Duhon

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.