Skip to main content

La enfermedad cerebrovascular, también conocida como ictus o embolia cerebral, es la primera causa de discapacidad y la segunda causa de muerte en el mundo. Ocurre por una alteración de la circulación de la sangre al cerebro y existen dos tipos: el isquémico (cuando se debe a una obstrucción arterial y la llegada de la sangre a una zona del cerebro se altera y provoca que las células cerebrales del área afectada mueran por falta de irrigación sanguínea) y el hemorrágico (que aparece cuando se rompe una arteria y se acumula la sangre en forma de un hematoma en el interior del cerebro).

Se calcula que 1 de cada 6 personas tendrá un ictus en algún momento de su vida. Esta enfermedad es más frecuente en hombres, pero más mortal en mujeres. En ellas es la primera causa de muerte por encima de los 65 años y, en ellos, la tercera por encima de los 75 años.

Según datos publicados en la revista Neurología, en Latinoamérica y el área caribeña, el número absoluto de nuevos casos de ictus o embolias se ha incrementado de forma significativa entre los años 1990 y 2019. Se ha pasado de 467.634 casos en 1990 a 708.355 casos en 2019. Mientras tanto, la tasa general de ictus está descendiendo en Estados Unidos, pero parece estarse reduciendo sobre todo en los hombres, mientras que las mujeres no están experimentando los mismos beneficios de la prevención del ictus.

Cada minuto cuenta

Lo más importante cuando ocurre un ictus o embolia es tratar al paciente lo más rápido posible, ya que cuanto más tiempo pasa las secuelas neurológicas pueden ser peores y eso tiene un fuerte impacto en la calidad de vida de la persona. En palabras del Dr. Joan Martí-Fàbregas, jefe de la Unidad de Ictus del Servicio de Neurología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona (España), “el tiempo es cerebro”, una frase que va en línea con el lema del Día Mundial del Ictus de este año: Los minutos pueden salvar vidas.

Para este especialista, “el éxito en ictus no sólo es sobrevivir, sino hacerlo con calidad de vida, de modo que los pacientes vuelvan a ser funcionalmente independientes”. Por ello es fundamental aprender a identificar los primeros síntomas de la embolia para poder solicitar atención médica urgente lo antes posible y que se puedan realizar los tratamientos adecuados de forma precoz.

Según la American Stroke Association, de la American Heart Association (AHA) entre los primeros síntomas del accidente cerebrovascular ante los que debemos estar alertas incluyen:

  • Adormecimiento, entumecimiento, hormigueo o debilidad en una mitad de la cara, brazo o pierna (especialmente en un lado del cuerpo) de comienzo súbito
  • Confusión, dificultad para hablar o entender el habla de otros de comienzo súbito
  • Dificultad con la visión en uno o ambos ojos de comienzo súbito
  • Súbita dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación
  • Súbito dolor de cabeza severo, sin causa conocida 

Según enfatiza el Dr. Martí-Fàbregas, se debe considerar al ictus como una emergencia médica tratable. “Cuanto antes llega el paciente al hospital, más podemos hacer por él. Debemos poder revertir el proceso y evitar posibles secuelas para alcanzar una máxima capacidad de recuperación, es decir, que el paciente vuelva a hacer todo lo que hacía antes en su ámbito laboral, social, personal… Sobrevivir no es un éxito, sí hacerlo con calidad de vida. Por ello, la población, desde el propio paciente hasta su familia, sus compañeros de trabajo… todo el mundo debe saber identificar los síntomas de sospecha de ictus”. 

Existen varios factores de riesgo que predisponen a sufrir un ictus y no se pueden modificar, como la edad y la genética. Pero también hay otros que si podemos cambiar, como la hipertensión arterial, la diabetes, el sedentarismo, el aumento del colesterol, la obesidad, el tabaquismo… “El trabajo empieza cuando damos el alta a los pacientes con ictus y regresan a su casa, intentar que no tengan un segundo episodio”, finaliza el Dr. Martí-Fàbregas.

 

Por Karla Islas Pieck
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Kateryna Kon

Comentarios de nuestra comunidad