Comparte este artículo:

Por Elise Foss

Si te sientes cansado(a) y estás recurriendo a las bebidas energéticas, a la cafeína o a estimulantes para que te ayuden, es tiempo de que reflexiones. Hay cosas sencillas y naturales que podrían aumentar tu nivel de energía y que podrías incorporar en tu vida diaria. Aquí te explico de qué se tratan.

En una sociedad donde lo queremos todo rápido, rapidísimo, y de inmediato, no es de extrañar que las bebidas energéticas se hayan vuelto tan populares. Hay una variedad de bebidas energéticas con una variedad de componentes.  Algunas con mejores componentes que otras y algunas inclusive bastante peligrosas.  Muchas de estas bebidas tienen un contenido alto de cafeína y otros estimulantes que te ayudan a aumentar la energía y a estar alerta.

Todos necesitamos un empujoncito de vez en cuando, pero si estas usando dosis altas de cafeína y otros estimulantes con regularidad, deberías examinar la razón por la cual tu cuerpo necesita ese empuje para funcionar. Seria prudente considerar que si estas cansado(a) podría haber una causa subyacente para ello, y al no escuchar las señales de tu cuerpo no tendrás la oportunidad de conectarte con las necesidades del mismo. ¿Podría ser que no estas recibiendo los nutrientes adecuados, no duermes lo suficiente o tienes mucho estrés entre otras muchas posibilidades? Tal vez sea fácil pasar por alto las señales de tu cuerpo y ponerlo en marcha cuando no quiere cooperar, pero a largo plazo, esto probablemente no es una buena opción.

Existen varias maneras de aumentar el nivel de energía del cuerpo, que no tienen que ver con bebidas sobre-cafeinadas o llenas de estimulantes. Tal vez no sean una solución inmediata, pero nos ayudan a elevar la energía de nuestro cuerpo de una manera más integral. Una manera maravillosa de aumentar nuestro nivel de energía, incluso cuando nos sentimos muy cansados es introduciendo pequeños segmentos de movimiento a través del día. Caminar por unos minutos a la vez ayuda a aumentar nuestro nivel de energía, a relajar nuestra mente, a eliminar el estrés, a dormir mejor y tal vez incluso a hacer una mejor selección de nuestros alimentos.

Es difícil pensar en moverse cuando uno está muy cansado, pero el insertar pequeños periodos de movimiento a través del día nos ayuda a elevar el nivel de energía. Incluso 5 minutos de caminata de vez en cuando puede hacer una gran diferencia en tu día. Si aun te es difícil hallar esa cantidad de tiempo, porque te siente extremadamente cansado(a) o porque el día no te lo permite, entonces puedes hacer algo de estiramiento y/o respiración profunda.  El moverse de manera continua, el estirarse y el concentrarse en la respiración, son todos componentes importantes de una vida balanceada, de manera que agregando cualquiera de estos elementos a tu vida es de ayuda.

Si añades segmentos de respiración profunda a tu día, puedes tomarte unos minutos para hacer algo tan simple como enfocarte en tu respiración.  Tu mente probablemente comenzará a pensar en otras cosas y tu tarea es re-enfocarla en tu respiración. Alternativamente otro ejercicio que puedes hacer es el comenzar exhalando y expirar la mayor cantidad de aire que puedas (sin que te sientas mareado(a) y cuando hayas exhalado lo más que puedas de tus pulmones, vuelves a inhalar. Existen muchísimas opciones con respecto a ejercicios de respiración, pero los anteriores son sencillos y los puedes hacer por unos 3 a 5 minutos.

Si añades segmentos de estiramiento a tu día, trata de mantenerlos por 20 a 30 segundos y enfócate en esas posiciones que ayudan a tu postura. A mucha gente le favorece estirar los músculos pectorales, el cuello, la parte posterior del muslo (o tendón de la corva) y quizás la parte baja de la espalda.

¡Espero que estas recomendaciones te ayuden y que tengas un día fabuloso, lleno de energía!

Imágen © iStockphoto.com / Jacob Wackerhausen

Comentarios