Comparte este artículo:

El Ayurveda surgió en la India hace más de 5,000 años y se le considera la madre de todos los sistemas de sanación, incluidos la alopatía y la cirugía. La medicina ayurvédica es holística, porque ve al cuerpo como un todo y por ende sus desequilibrios se relacionan con muchos factores. ¿La conoces?

Ayurveda viene del sánscrito y su significado se desglosa de las palabras Ayur=Vida y Veda=Conocimiento.

Su base es equilibrar los elementos: aire, tierra, agua y fuego, que están en todo el universo, incluido nuestro cuerpo. Su equilibrio o desequilibrio hace que estemos enfermos o sanos y eso también se relaciona al dosha que cada quien tiene, o sea, el tipo de organismo o las características que nos constituyen (las fuerzas de la vida que nos influencian).

Existen tres doshas y normalmente uno de ellos es el que más influye en la constitución de cada individuo (aunque hay casos más escasos donde una persona puede tener dos doshas que influyan en ella). Uno de ellos es Vata (cuyos elementos principales son el aire y el éter y sus características son el frío y lo seco); luego está Pitta (que se rige por el fuego y el agua y sus características son lo caliente y húmedo) y finalmente los Kapha (cuyos elementos son el agua y la tierra y sus características son lo frío y lo húmedo).

Esto quiere decir que dependiendo el dosha que tengamos en nuestro organismo habrá más de este tipo de energía y cuando, por ejemplo, en un Kapha, su agua y tierra se desequilibran (hay demasiada o hay muy poco) es necesario que se equilibre con otros elementos que contrarresten. Siguiendo en el ejemplo del Kapha desequilibrado, entonces tendría que tener más Pitta (fuego/agua) o Vata (aire) para que estas energías se complementen y la salud regrese.

Hay muchas pruebas que te hacen varias preguntas sobre tu constitución física, tus hábitos, cómo te alimentas, tu temperamento, etc. y a partir de ahí te dicen cuál es tu dosha. Una vez que lo sepas, puedes también tener dietas, hábitos, varios medicamentos que te ayuden a estar equilibrado o bien, usar medicamentos o alimentos especialmente benéficos para tu constitución que te ayuden con cierta afección.

También puedes conocer tu dosha con un terapeuta de ayurveda (los hay certificados) y a partir de ahí, tener una rutina de salud, nutrición o tratamientos para lo que requieras.

En India, un 80% de la gente usa esta forma de medicina, muchas veces en conjunto con la medicina convencional. Hay especialistas que sólo usan este enfoque o lo mezclan con la alopatía y también existen hospitales que sólo usan esta forma de sanar.

El ayurveda tiene varias medicinas clave (muchas de ellas hierbas y condimentos) como el jengibre, la canela, la cúrcuma, el cardamomo, el cilantro, técnicas pala aliviar problemas gástricos con carbón vegetal o el ghee (mantequilla clarificada). También recomienda hábitos o ejercicios, así como meditación, comer en calma, escribir, caminar, leer y otras actividades que complementen la dieta y calmen la mente.

Se considera una medicina integrativa, complementaria o alternativa y aunque hay organismos internacionales que la avalan y el gobierno de la India la ha estudiado por muchos años (además de haberla practicado por tanto tiempo), la medicina occidental aún tiene mucho que investigar y comprobar sobre su efectividad.

¿Qué dice la ciencia?

La mayoría de los estudios que se han realizado hasta la fecha no han sido a gran escala o no han sido de calidad pero los que han permitido obtener conclusiones han dado resultados dudosos de que la ayurveda sea efectiva para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, de la esquizofrenia, de la diabetes, del síndrome del intestino irritable, de la gastritis y  de la hepatitis viral, entre otras afecciones.

Por otro lado, un estudio clínico preliminar realizado en 2011 que comparó al metrotrexate con un tratamiento que incluyó una combinación de 40 hierbas ayurvédicas para el tratamiento de la artritis reumatoide pareció ser similar.

Algunos compuestos ayurvédicos podrían ser útiles para la angina y para la ateroesclerosis, pero se requieren más estudios para confirmar estos hallazgos, al igual que la posibilidad de que la hierba brahmi mejore la memoria,  o que algunas variedades de boswellia ayuden a mejorar la osteoartritis. Los estudios adicionales que se realicen en el futuro nos darán la respuesta.

Precauciones

Existen productos ayurvédicos que ya vienen empacados o etiquetados que podrían contener elementos peligrosos, como plomo. Por ejemplo, en 2008, un estudio que dirigió el Centro Nacional de Salud Complementaria o Integrativa encontró que de 193 productos de medicina ayurveda que la gente podía comprar por Internet y se fabricaban en India o en Estados Unidos, el 21 por ciento contenía plomo, mercurio o arsénico en cantidades mayores a las que se consideraban seguras.

Una publicación en el Morbidity & Mortality Weekly Report del 2012 reportó también de los riesgos que los medicamentos de ayurveda pueden tener, en este caso en las mujeres embarazadas, por el exceso de plomo. Se sabe que en general a los seres humanos este metal puede causarles daño en el cerebro, los riñones o el sistema reproductivo y nervioso. Y, en el caso de un feto, puede producir sobre crecimiento, problemas neurológicos y mayores riesgos de abortos o partos prematuros.

De hecho, la FDA (por sus siglas en inglés, Food and Drug Administration) considera a los productos de medicina ayurveda como suplementos alimenticios y no están regulados, probados e incluso no están aprobados por esta organización (que es la encargada de regular los alimentos y las medicinas en Estados Unidos). Y lo mismo sucede en otros países.

Recuerda:

Es especialmente importante cuando se trata de ayurveda que no te automediques, que consideres que estas mezclas (sobre todo las que venden por Internet) pueden contener muchos compuestos desconocidos, que frecuentemente no han sido aprobados por una agencia como la Administración de Alimentos y Medicamentos o un equivalente, y algunos productos incluso, podrían contener metales como el plomo, mercurio o arsénico, que podrían ser tóxicos y muy dañinos para tu salud.

Si estás embarazada o tienes hijos pequeños, evítalos.  Idealmente consulta a tu médico antes de tomar cualquier compuesto para asegurarte  que no tenga ninguna interacción con otros medicamentos, suplementos o hierbas que estés tomando o con tu salud.  Y si decides tomar cualquier producto de ayurveda, hazlo bajo la supervisión de un especialista certificado.

 

Imagen © Shutterstock.com / Reamolko

Comentarios