Factor presente en el mieloma múltiple y otras afecciones

Durante varias décadas, los científicos han vinculado a las mutaciones genéticas con enfermedades que oscilan desde el cáncer hasta anomalías en el desarrollo.  Sin embargo, lo que no se había explicado es cómo sostiene el genoma humano esas imperfecciones destructivas en primer lugar.  Ahora, un equipo de científicos de Mayo Clinic y sus colaboradores ofrecen un vistazo sin precedentes sobre un gen poco entendido, llamado MMSET, y demuestran cómo éste permite la ocurrencia de mutaciones capaces de provocar enfermedades.  Los descubrimientos aparecen en la edición actual deNature”.

“El MMSET no sólo se conocía desde hace varios años, sino que se había demostrado que mutaba en algunas enfermedades, pero nunca se había establecido con precisión su función”, comenta el autor principal, Dr. Zhenkun Lou, farmacólogo de Mayo Clinic y autor experto del estudio.

Los científicos descubrieron que el MMSET que funciona normalmente, por lo general, es útil porque desempeña un papel restaurador dentro del genoma al reclutar a proteínas como la proteína fijadora 1 del p53 para reparar las roturas que ocurren en el ADN y mantener la estabilidad genética.  No obstante, cuando el MMSET no funciona bien, la vía protectora es insuficiente y se produce una cascada de mutaciones que pueden derivar en enfermedades.

“Antes del estudio, no se entendía bien cómo apuntaba la proteína fijadora 1 del p53 a los sitios dañados del ADN, pero ahora se descubrió que el MMSET es el que regula ese camino fundamental”, comenta el Dr. Lou.  “Sin embargo, cuando el gen se encuentra alterado, las células no responden correctamente ante el daño del ADN”.  Esa mala regulación del MMSET se ha vinculado al cáncer, tal como el mieloma múltiple que es un cáncer de las células plasmáticas, y al trastorno heredado de grave retraso conocido como síndrome de Wolf-Hirschhorn, pese a que el aspecto de la mutación del MMSET sea diferente en ambas enfermedades.

El estudio no sólo responde a un misterio desconcertante desde hace mucho tiempo sobre la función del gen, sino que también abre caminos para nuevos abordajes terapéuticos para varios trastornos, anota el Dr. Lou.  Una posible ruta para la investigación clínica es que los pacientes con el tipo de mutaciones del MMSET que impiden que el ADN se repare eficazmente reciban un tratamiento que ayude a minimizar el daño genético.  Un ejemplo de esto sería que los pacientes con defectos en la maquinaria de daño y mantenimiento del ADN, quienes a menudo sucumben a trastornos neurológicos (tales como ataxia telangiectasia y el síndrome de Wolf-Hirschhorn) debido a que las neuronas son muy sensibles al daño del ADN que ocurre espontáneamente en las células, recibieran tratamiento con antioxidantes para ayudarlos a mantener la salud del ADN y conservar las neuronas.

El descubrimiento plantea también una nueva idea para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.  Se ha encontrado abundante cantidad de la proteína del MMSET en cánceres difíciles de tratar, como el mieloma múltiple y el gliobastoma, que es un tumor cerebral devastador.  “Podría ser que estos tipos de cáncer no respondan bien a la quimioterapia, que funciona mediante la interrupción del ADN, debido a que las células cancerígenas (que producen MMSET) se reparan con más eficacia”, dice el Dr. Lou.

El Dr. Lou actualmente trabaja en un programa especializado de excelencia en investigación (SPORE) para tumores cerebrales, perteneciente a Mayo Clinic y los Institutos Nacionales de Salud, a fin de investigar si los niveles de MMSET servirían como biomarcadores para guiar el tratamiento del glioblastoma.  Las futuras investigaciones podrían implicar una inhibición del MMSET en células cancerosas proliferantes para ver si aumenta la respuesta del cáncer a la quimioterapia administrada para aniquilar las células.

El estudio se financió gracias a la Fundación de la Familia de Richard M. Schulze, los Institutos Nacionales de Salud, la Sociedad Americana del Cáncer, Mayo Clinic y el Premio Siteman a la Carrera Profesional en Investigación sobre el Cáncer de Mama.  Entre los coautores, por parte de Mayo Clinic, están los doctores Huadong Pei, Kuntian Luo, Yuxin Qin, Marta Chesi, P. Leif Bergsagel y Liewei Wang; además de Lindsey Zhang, Frances Fei y el Dr. Zhongsheng You de la Universidad de Washington en San Luis, Missouri.

Para más información de la Mayo Clinic haga clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / jamesbenet

Comentarios