Comparte este artículo:

Hay mucha información en el mercado y en la publicidad sobre suplementos que contienen coenzima Q-10. Los que vemos a la venta en varios lugares contienen la coenzima Q-10 fabricada en el laboratorio pero en realidad existe en nuestro cuerpo naturalmente. Aquí conocerás: ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo funciona? Te invito a que sigas leyendo …

¿Qué es la coenzima Q-10?

La coenzima Q-10 (CoQ10) es una sustancia soluble en aceite, similar a las vitaminas, que está presente en todo el cuerpo y especialmente en las mitocondrias de algunas células. Ayuda a transportar electrones y participa en la respiración celular aeróbica, o sea, que funciona como un antioxidante también.

Es un eslabón importante en la generación de energía ATP, que es una molécula en las células del cuerpo que funciona como batería recargable y, de hecho, el 95% de la energía de nuestro cuerpo así se crea, o sea que es un antioxidante que nuestras células usan para crear la energía que nos ayuda a crecer y a estar sanos.

Los órganos que requieren más energía para funcionar como el corazón, el páncreas, el hígado o los riñones son los que tienen más CoQ10.

De forma natural, la podemos encontrar (en pocas cantidades) en los mariscos y en las carnes, y la podemos aprovechar ya sea a través del consumo de estas carnes o en forma de suplementos o pastillas.

Según varios estudios realizados en el laboratorio, se ha descubierto que la coenzima Q-10 está en su mayor nivel cerca de los 20 años y que a medida que pasa el tiempo va bajando (una persona de 80 años podría tener incluso menos CoQ10 que un recién nacido) y fumar también es un factor que reduce la presencia de esta sustancia en nuestro cuerpo.

Una gran parte de esta sustancia producida en el laboratorio para su venta en farmacias se produce  en Japón, pero su uso se ha extendido a Estados Unidos, Canadá, Rusia y Europa y en la mayoría de los casos para lo que se recomienda es para la insuficiencia cardiaca aunque los estudios no son concluyentes y, aún los que la recomiendan nunca la dan sola, siempre la dan en combinación con otros tratamientos que se ha comprobado que son eficaces para la insuficiencia cardiaca.

¿Para qué sirve la coenzima Q-10?

La evidencia científica indica que la coenzima Q-10 probablemente tenga un efecto positivo en la presión arterial elevada, obteniendo una calificación B, que indica una evidencia buena para este uso, aunque todavía se requieren más estudios para que se solidifique y confirme la evidencia.

Por otro lado los reportes acerca de los estudios son mixtos y la evidencia es dudosa en lo que se refiere al uso de la coenzima Q-10 para el tratamiento de  la enfermedad de Huntington (un trastorno neurológico, genético poco común que afecta a unas 200,000 personas en todo el mundo), el mal de Parkinson, las migrañas, el VIH o SIDA, la insuficiencia cardíaca, problemas en las arterias coronarias (las arterias que irrigan el corazón) o angina de pecho, la pérdida muscular (distrofia muscular) y la enfermedad de Alzheimer.

Lo mismo sucede con el uso del CoQ10 y la infertilidad y a los problemas reproductivos masculinos — no hay suficiente evidencia en este momento para confirmar que mejore la calidad ni la cantidad de los espermatozoides en los hombres ya que se requieren más estudios.

En los únicos casos que hay evidencia científica sólida de que ayuda, es en los casos en que hay deficiencia de coenzima Q-10 porque o no se produce en el cuerpo (debido a trastornos metabólicos o en la mitocondria), debido a que el cuerpo la utiliza en exceso o a que no se consume suficiente cantidad en la dieta. Esto no es común.

¿Es segura la coenzima Q-10?

En general, no ha habido casos de efectos negativos graves aunque podría causar algunos síntomas secundarios transitorios tomar la CoQ10 que menciono más adelante. No se recomienda que la tomes si estás embarazada o lactando, por ejemplo, ya que no hay estudios que respalden la seguridad de este suplemento para el bebé durante este periodo. Es mejor ser precavida y evitarla.

Entre los síntomas secundarios, podría causar:  insomnio, reacciones alérgicas en la piel, náuseas, dolor abdominal, mareos, sensibilidad a la luz, irritabilidad, dolores de cabeza y/o cansancio. Como podría alterar la presión arterial vigila muy de cerca como está tu presión luego de usarla y si te vas a someter a una cirugía, evítala.

En cuanto a interacciones,  ten precaución si tomas medicamentos para la presión, ya que podría bajar tu presión. Podría contrarrestar el efecto de algunos tratamientos contra el cáncer y de anticoagulantes como la warfarina, lo que podría ser peligroso. Podría interactuar con medicamentos para el tratamiento del Alzheimer, la diabetes y algunas enfermedades virales, entre otras medicinas y suplementos.

Es importante que obtengas información de fuentes confiables, y que siempre consultes con tu médico antes de tomar coenzima Q-10 para que te asesore si es conveniente en tu caso particular y si es así, cuánto te recomienda. También recuerda que en varios países, como en Estados Unidos, no existen una organización, que supervise la calidad de los suplementos que se venden. En Estados Unidos únicamente se supervisan los medicamentos  que requieren aprobación por la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA, por siglas en inglés).

 

Publicación original: 2015

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.

Imagen © iStock / suprunvitaly

Comentarios