Cómo medir tu nivel de glucosa en casa cuando tienes diabetes

Si padeces de diabetes (tipo 1 o tipo 2), un factor fundamental en tu tratamiento y tu control es medir el nivel de glucosa o azúcar en la sangre. La lectura de ese nivel de glucosa te informa rápidamente si tu cuerpo está utilizando correctamente la insulina o si tienes suficiente cantidad de ella. Como el nivel de glucosa en la sangre cambia a menudo, debes aprender a medirlo varias veces al día. La mejor manera de hacerlo es  usando un dispositivo llamado glucómetro. Aquí te brindamos información y consejos útiles para usarlo correctamente.

Si te han diagnosticado diabetes, debes monitorear y controlar a diario tu nivel de glucosa en la sangre. Con seguridad ya sabes que la glucosa es el combustible que las células necesitan y a la que le dan la entrada solamente si llega acompañada de la insulina. El nivel de glucosa en la sangre se expresa en miligramos por decilitro. Mira los números que la American Diabetes Association (Asociación Americana de la Diabetes) recomienda que tengas como meta:

  • 70-130 mg/dl antes de las comidas (en ayunas)
  • Menos de 180 mg/dl, de 1 a 2 horas después de una comida

Para saber cuál es tu nivel de glucosa en un momento dado, necesitas un glucómetro (un aparato especial para ese propósito). Tu médico o el farmacéutico pueden ayudarte a elegir el glucómetro más adecuado para ti, a que lo uses correctamente y a que lleves un registro de los resultados.

Cualquiera que sea el modelo de glucómetro que escojas, contará con un dispositivo de punción, una lanceta, tiras reactivas y el monitor o pantallita en la que se verán los resultados de la prueba. Los siguientes factores te ayudarán a decidir el que más te conviene:

  • Velocidad para obtener los resultados
  • Cantidad de sangre que se requiere
  • Tamaño del monitor y que los números se puedan leer fácilmente
  • Posibilidad de poder tomar la muestra de sangre de otras partes del cuerpo, además de los dedos (del antebrazo, por ejemplo)
  • Si proporciona datos adicionales (fecha y hora del resultado)
  • Costo de las tiras reactivas
  • Facilidad para usar el dispositivo o de transportarlo contigo a donde vayas (su tamaño, su peso)

Los pasos a seguir para medir tu nivel de glucosa

  1. Lávate bien las manos con agua y jabón o pasa una toallita con alcohol sobre el área del pinchazo. Deja secar el área.
  2. Pincha el sitio (el dedo, por ejemplo) con el dispositivo de punción para obtener una gota de sangre.
  3. Aprieta delicadamente el dedo o dale un masaje hasta que salga una gota (o la cantidad que requiera tu glucómetro).
  4. Coloca y mantén el borde de la tira reactiva con la gota de sangre y espera el resultado.
  5. Tu nivel de glucosa (azúcar) aparecerá en la pantallita del glucómetro.

Poco a poco te irás acostumbrando y podrás hacerlo de manera rápida y efectiva. Pero pueden presentarse algunos problemas.

Si no puedes obtener la cantidad de sangre necesaria

  • Coloca las manos bajo un chorro de agua caliente y frótalas entre sí.
  • Deja colgar la mano por debajo de la cintura.
  • Aprieta ligeramente el área del pinchazo durante 3 segundos.
  • Coloca el dedo sobre una superficie firme para evitar mover la mano mientras das el pinchazo
  • Regula la profundidad de la lanceta. Auméntala en caso necesario.
  • Usa una lanceta nueva cada vez que midas el nivel de glucosa.

Para evitar que el pinchazo te duela demasiado, disminuye el nivel de profundidad de la lanceta y da los pinchazos en los costados de los dedos en lugar de las yemas. Intenta tomar la muestra de otras áreas del cuerpo, como el antebrazo o el muslo.

¿Qué tan seguros son los resultados?

Cuando te hacen una prueba en un laboratorio, los resultados van a ser precisos y exactos. Pero cuando uno mismo la mide en casa, pueden influir ciertos factores para dar un resultado incorrecto. Para obtener un buen resultado debes seguir cuidadosamente los pasos anteriores (o los pasos indicados en el manual de instrucciones de tu glucómetro). Hay otros factores que pueden darte un resultado que no es correcto:

  • El glucómetro está sucio
  • El glucómetro o la tira reactiva no están a temperatura ambiente
  • La tira reactiva ha expirado
  • Las tiras reactivas no corresponden al modelo del aparato
  • El aparato no está calibrado para las tiras que estás usando
  • La gota de sangre es muy pequeña

Si en lugar de la cifra en la pantalla aparece la palabra error, revisa el manual del usuario del glucómetro y busca los códigos de error para ver qué has hecho equivocadamente. También puedes llamar al teléfono gratuito del fabricante para que te aclaren cualquier duda sobre el funcionamiento.

Por cierto, te invitamos a leer este artículo sobre nuevas opciones tecnológicas para medir el azúcar y administrar la insulina.

No descanses hasta convertirte en todo un experto(a) en medir el nivel de glucosa en tu sangre. El proceso es sencillo y vital para controlar la diabetes, evitar las complicaciones, y proteger tu salud. Recuerda que debes mantener un registro con tus resultados para que tu médico pueda ver cómo evoluciona tu tratamiento para que te ayude a hacer cambios y ajustes si es necesario.

 

Ultima revisión: 2018

Copyright © 2018 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.

Imagen © iStock / Sharon Dominick

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.