Comparte este artículo:

© iStockphoto.com / tderden

Para nosotras las mujeres, gran parte de la belleza radica en tener un pelo sano y brillante. Pero a veces, debido a la resequedad y los malos cuidados, las puntas del cabello se pueden abrir dando origen a la indeseable horquilla. Si quieres saber qué medidas puedes tomar para evitar que se te abran las puntas del cabello, sigue leyendo. ¡Tu cabello te lo agradecerá!

No es una novedad que muchas mujeres hacemos hasta lo imposible por tener un pelo hermoso. Usamos secadores, planchitas, iluminaciones, ondulados y nos cambiamos el color, estas son algunas de las cosas que figuran en el menú de lo que le hemos hecho al cabello para resaltar sus atributos. Sin embargo, y aunque el resultado a primera vista sea agradable, estos procedimientos le causan un grave daño a tu pelo. De ahí que se reseque, se vuelva quebradizo y surjan las odiosas puntas abiertas que le quitan su belleza al cabello.

¿Por qué se abren las puntas del pelo? Cuando expones tu cabello a temperaturas elevadas y a químicos muy abrasivos, la capa externa del cabello, conocida con el nombre de cutícula, se afecta seriamente. Debido a que esta es la capa que lo protege. El cabello entonces pierde su elasticidad y su brillo.

Si has notado que aunque te cortes el pelo cada par de meses, tus puntas se abren con facilidad y le dan a tu cabello un aspecto desagradable, quizá estos consejos mejoren la apariencia de tu cabello y te ayuden a prevenir las puntas abiertas o de horquilla:

  • A la hora de lavarlo. Busca un buen champú que cuide tu cabello, de preferencia que contenga proteínas y usa un acondicionador después de lavarlo.
  • A la hora de acondicionarlo. Busca tratamientos acondicionadores que nutran tu cabello. Úsalo siempre después de que enjuagues el champú. De igual manera se recomienda que utilices un tratamiento revitalizante para las puntas y que lo hagas una vez a la semana.
  • A la hora de secarlo. Algunas mujeres, con el ánimo de secar su cabello rápidamente, tienden a maltratarlo. Cuando uses la toalla para secar el cabello, hazlo suavemente.
  • Antes de cepillarlo o peinarlo. Aunque te guste mucho cepillarte el cabello, recuerda que debes hacerlo con moderación. Si abusas, puedes quebrarlo y contribuir a que se abran las puntas.
  • A la hora de protegerlo. Cuando vayas a cepillar tu cabello usando el secador o la plancha, no te olvides de aplicarte algún producto que te ayude a protegerlo del calor de estos aparatos.

Es importante recordar que la salud de tu cabello también depende mucho de tu alimentación. Una dieta balanceada, rica en frutas, verduras, granos integrales y pescado es ideal para darle a tu cabello la vitalidad que necesita para verse lindo.

¿Otro consejo? no laves tu pelo con demasiada frecuencia, de esta forma los aceites naturales de tu cuero cabelludo podrán lubricarlo. Es una buena idea que le des un descanso a tu pelo de los secadores, los tintes, el cloro, el sol y las planchitas durante un tiempo. Verás cómo tu cabellera recobra su vitalidad y su belleza.

Comentarios