Comparte este artículo:

Los ronquidos generalmente se producen cuando los tejidos y los músculos del paladar blando, la lengua y la garganta se relajan durante el sueño. Así obstruyen el paso del aire y vibran con cada respiro, provocando sonidos que salen por la boca. Esto les pasa a muchos hombres y a algunas mujeres, en algunos casos debido a la obesidad y en otros debido al consumo de alcohol tarde en la noche, entre otras razones.

Si tiendes a roncar fuerte y tu pareja te culpa de ser  un “quitasueño”, te damos algunos consejos para que empieces a cambiar tus noches poco a poco:

  • Baja de peso
  • Duerme de lado, no sobre la espalda
  • Evita las bebidas alcohólicas en la noche
  • Evita los sedantes, relajantes musculares y pastillas para dormir.
  • Alivia la congestión nasal
  • Usa tiras nasales

Si estas medidas no te ayudan, consulta a tu médico. Los ronquidos se pueden deber a algo más serio, pero tratable, como la apnea obstructiva del sueño.

 

Imagen © iStock / PeterHermesFurian

Comentarios