Skip to main content

Un infarto al corazón o ataque cardiaco ocurre cuando una arteria que alimenta al corazón se tapa o se cierra, dejándolo sin oxígeno y nutrientes. Los músculos del corazón, encargados de hacerlo latir empiezan a morir, específicamente el llamado miocardio. Con motivo de la Semana del Corazón, que este año se conmemora del 24 al 30 de septiembre, hoy vamos a explicar cómo podemos reconocer un infarto y qué debemos hacer. 

Fuera de los que ocurren en un hospital, el 74% ocurren en cuando estamos en nuestra casa. De ese modo, y de acuerdo con información de la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) si el infarto es presenciado por un sujeto con conocimiento, y llamando al número de emergencia, tiene una supervivencia del 36%.

¿Cómo reconocer un infarto al corazón?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud los síntomas recurrentes en un infarto al corazón corresponden a:

  • Dolor opresivo en el pecho, que se puede irradiar al cuello, mandíbula y brazo izquierdo como entumecimiento
  • Pérdida súbita de fuerza muscular en brazos, piernas o cara
  • Náuseas y Vómito
  • Fatiga
  • Sudor frío
  • Pérdida de conciencia

¿Qué hacer en caso de presenciar una persona que esté teniendo un infarto?

La Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular de Uruguay puntualiza que por cada minuto que no se ayude a una persona que está teniendo un infarto, se reduce en un 10% la posibilidad de sobrevivir. Únicamente el 7% de las personas sobreviven una vez que llegue una ambulancia. 

Lo primero que se debe hacer de acuerdo con la ciencia y los profesionales de la salud es el masaje cardiaco.

  • Hay que recordar que siempre es preferible realizar un curso de primeros auxilios o asesorarse con paramédicos. Cada día existen más capacitaciones sobre el tema
  • Grita para solicitar ayuda y pide a una persona concreta que llame una ambulancia
  • Asegúrate que la persona respire. Recuéstala y echa su cabeza atrás elevando el mentón.
  • Coloca tus dos manos (una encima de la otra) en el centro del pecho de la persona, donde se ubica el esternón, entre los pezones
  • Inicia el masaje cardiaco o RCP (reanimación cardiopulmonar) que asegura que el oxígeno siga llegando a los órganos vitales
  • Presiona de forma ininterrumpida hasta que llegue la ayuda con una frecuencia de al menos 100 a 120 compresiones por minuto. Puedes ayudarte de la canción Stayin’ Alive de los Bee Gees. 
  • Deja que el pecho vuelva a su posición después de cada compresión
  • Asegúrate que sus vías respiratorias estén libres y se encuentre respirando
  • Si no estás capacitado no intentes hacer respiración boca a boca dado que puedes hacer daño

¿Existe algún otro procedimiento que se pueda hacer mientras llega la ambulancia?

Sí, actualmente se encuentra muy difundido un aparato llamado DEA (Desfibrilador Externo Automático) que funciona cuando una persona tiene un paro cardiaco. Eso significa que el corazón deja de trabajar de manera súbita por una falla en el sistema eléctrico del corazón, como señala la Fundación Cardiológica Argentina. 

El dispositivo, apoyado sobre el pecho del paciente, imparte instrucciones a quien lo está operando para descargar un choque eléctrico, que en muchas ocasiones permite recuperar la actividad del corazón hasta que llegue una ambulancia.

En los próximos días iremos descubriendo información muy interesante relacionada con la salud de tu corazón, ¡no te los pierdas!

 

Por Carlos Diego Ibáñez
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©istockphoto.com / Chaichan Pramjit

Comentarios de nuestra comunidad