Comparte este artículo:

Los científicos de Mayo Clinic descubrieron por qué se difunde tan rápido el sarampión, enfermedad viral que posiblemente sea la más contagiosa del mundo.  El virus surge desde la tráquea de la persona infectada, a quien provoca tos, y llena el aire de partículas listas para infectar a la siguiente víctima.  Los resultados podrían ayudar también en la lucha contra el cáncer de ovario, mama y pulmón.

Los resultados publicados en la edición electrónica del 2 de noviembre de la revista Nature permiten a los científicos entender por qué algunos virus respiratorios se difunden más rápida y fácilmente que otros.  Los científicos descubrieron que el virus del sarampión utiliza una proteína (llamada nectina 4) para infectar a la persona que le sirve de huésped y luego se propaga desde su estratégica ubicación en la garganta.

A pesar del desarrollo de la vacuna contra el sarampión, anualmente el virus continúa infectando a más de 10 millones de niños y cobra la vida de alrededor de 120 mil en todo el mundo. En los últimos años, la dispersión del virus ha aumentado debido a la escasez de personas vacunadas, siendo el sarampión todavía un problema de salud importante en Estados Unidos, entre muchos países.

¿Por qué es el virus del sarampión tanto más contagioso que otros virus respiratorios?

“El virus del sarampión ha desarrollado una estrategia de diabólica elegancia: primero secuestra a las células inmunes que patrullan los pulmones a fin de introducirse dentro de la víctima que le sirve de huésped y luego se desplaza hacia otras células inmunológicas en todo el cuerpo”, expresa el Dr. Roberto Cattaneo, investigador principal del estudio y biólogo molecular de Mayo Clinic.

“No obstante, las células inmunológicas sólo entregan su carga viral a las células que expresan la proteína nectina 4, que es el nuevo receptor.  Es importante anotar que esas células se ubican en la tráquea, de manera que el virus surge desde el punto exacto que necesita para facilitar el contagio”, añade el científico.

Los investigadores también estuvieron entusiasmados con otro aspecto de estos resultados:

La nectina 4 es un biomarcador para varios tipos de cáncer, tal como de ovario, mama y pulmón.  Al momento se realizan ensayos clínicos que utilizan al sarampión y otros virus para combatir al cáncer, tales como los ensayos clínicos de Mayo Clinic para cáncer recurrente de ovario, glioma y mieloma.

Debido a que el sarampión apunta diligentemente hacia la nectina 4, la terapia contra el cáncer basada en el sarampión podría ser más exitosa entre los pacientes cuyo cáncer expresa nectina 4.  Muchos científicos creen que los virus modificados pueden ser una alternativa menos tóxica que la quimioterapia y la radiación.

El Dr. Cattaneo trabajó con otros colegas del Instituto Paul Ehrlich de Alemania, con los doctores Mathieu Mateo y Chanakha Navaratnarajah de Mayo Clinic, así como con otros colegas de la Universidad de Iowa, del Instituto Armand Frappier de Montreal en Canadá, del consorcio del Instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica (Inserm) con el Centro para Investigación Oncológica de Marsella (CRCM) y la Universidad de Aix y Marsella en Francia, y de la colaboración entre la Universidad Nacional de Singapore y la Universidad de Duke.

La investigación fue financiada por los Institutos Nacionales de Salud y otras entidades que ofrecen subsidios en Alemania, Francia, Canadá y Singapur.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / alexey_ds

 

Comentarios