Comparte este artículo:

La diabetes tipo 2 es un padecimiento crónico que se caracteriza por la elevación del azúcar en la sangre en donde, o no se produce suficiente insulina o no se responde adecuadamente a la insulina que se produce.

Los síntomas típicamente incluyen: mucha sed, orinar con frecuencia, y mucha hambre. El diagnóstico se hace midiendo el azúcar en la sangre.

El tratamiento incluye una combinación de alimentación sana y balanceada, ejercicio, pérdida de peso, medicinas y/o insulina. El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado previenen las complicaciones. La diabetes no se cura, pero a veces se puede prevenir evitando la obesidad.

Comentarios