Skip to main content

Habitualmente el autismo se diagnostica en la niñez, pero ocasionalmente puede no diagnosticarse hasta la adolescencia o incluso hasta que la persona es adulta. Aquí encontrarás cuáles son algunos de los signos o síntomas que se pueden presentar en las personas afectadas a esta edad y cuáles son algunos de los tratamientos recomendados.

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció en 2007 al 2 de abril como el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo. Su objetivo es de sensibilizar a las personas acerca de esta condición y de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen. Por ejemplo, el acceso a educación y a empleo no sólo es un derecho, sino factores claves para que logren una vida gratificante y plena.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son una discapacidad del desarrollo que puede causar problemas sociales, de comunicación y de conducta de diferentes grados. La destreza para aprender, pensar y resolver problemas de las personas con autismo puede variar: existen personas con niveles de capacidad muy altos (que se consideran dotadas) y otras que tienen muchas dificultades. Algunos de los signos se inician en la niñez y, por lo general, duran toda la vida. Pero, a veces, el diagnóstico puede no establecerse hasta la adolescencia o la adultez. Sea la edad que sea, la terapia puede ayudar con la calidad de vida y/o a mejorar el funcionamiento de la persona con autismo.

Se desconoce la causa del TEA actualmente, pero hay una fuerte implicación genética en su origen. Las vacunas no causan el autismo.

En un adolescente o en un adulto, las dificultades para socializar, para comunicarse y la falta de flexibilidad mental pueden sugerir un trastorno del espectro autista. Podría ser difícil para una persona pensar que podría tener TEA si alguien le sugiere la posibilidad en esta etapa de su vida. Incluso podría responder inicialmente con ira o negación. Pero, si tiene alguna de las características de TEA o autismo, vale la pena que lo evalúe un profesional (un psiquiatra o un psicólogo). Si se establece el diagnóstico y la persona sabe que quizá el tratamiento le ayude, le podría ofrecer esperanza y una sensación de alivio.

Es interesante que hace un par de décadas toda la investigación sobre el TEA se enfocaba en los niños. No se iniciaron los estudios en los adolescentes y adultos hasta que los niños con TEA llegaron a la adolescencia o la adultez y ellos o sus padres empezaron a describir algunos de los retos que tenían, ya sea en la etapa de la transición de la niñez a la adolescencia o cuando llegaban a la adolescencia y la adultez.  

Gracias a eso hemos empezado a aprender los retos que enfrentan en sus logros educativos, para vivir independientemente, para su cuidado de salud y para la utilización de la atención médica. Y la experiencia es diferente ya que algunos adultos con TEA, además de las discapacidades en su desarrollo (que como mencionamos varían), pueden tener otros problemas de salud física o mental. Todavía hay mucho más por aprender para proporcionarles el apoyo que necesitan para obtener el entrenamiento para conseguir trabajo y mantenerlo, y para mejorar sus vidas en general.

Signos y síntomas de un adolescente o adulto con TEA o autismo

De acuerdo con la Fundación para la Ciencia del Autismo, las características de un adolescente o adulto con TEA incluyen:

  • Ansiedad en situaciones sociales.
  • Dificultad para entender y compartir los sentimientos de otra persona (empatizar).
  • Dificultad para comprender el lenguaje corporal, los gestos, las expresiones faciales, las insinuaciones sociales. 
  • Problemas para formar y mantener relaciones 
  • Dificultad para entablar una conversación (en particular, charlar, tener una pequeña plática) 
  • Dificultad para comprender o practicar comportamientos socialmente apropiados 
  • Dificultad para comprender los dobles sentidos 
  • Ansiedad en entornos de grupo
  • Tendencia a interpretar la información de forma demasiado literal
  • Dificultad para hacer contacto visual 
  • Intereses restringidos o únicos 
  • Obsesión por las rutinas rígidas y la igualdad 
  • Problemas para hacer planes para el futuro 

Beneficios de establecer el diagnóstico de TEA

Si se establece el diagnóstico de TEA, es importante que los adolescentes o adultos determinen cuáles son sus debilidades y sus fortalezas. Muchas personas con autismo tienden a responder mejor a trabajos bien estructurados y predecibles que, además, no tienen límites estrictos de tiempo o plazos y que no dependen de planeación por adelantado o pensamiento conceptual. Idealmente, estos trabajos tienen poca interacción interpersonal, expectativas bien definidas, y supervisores que se sienten cómodos con diferentes estilos de trabajo. Si la persona con TEA tiene problemas sensoriales, también es mejor que seleccione un trabajo que tenga un ambiente silencioso. 

En algunos países, si se establecen diagnósticos como TEA o autismo, existen agencias para las discapacidades del desarrollo a las que se puede acudir. Estas agencias pueden poner a la persona (o a los padres, en el caso del adolescente) en contacto con programas y servicios. 

También es importante que se explore, dependiendo del grado de discapacidad y el interés de la persona afectada, la educación después de la secundaria. Existen algunos centros universitarios que ofrecen programas de apoyo y tutoría con flexibilidad para adaptarse al ritmo de aprendizaje del alumno. Algunas universidades tienen programas especiales u oficinas de servicios para los adultos con discapacidades. O, se podría considerar un programa en línea.

Desde luego, otra opción serían las escuelas de artes y oficios y los centros de formación profesional de tipo técnico. Este tipo de enseñanza proporciona otro tipo de preparación para ocupaciones de otro tipo. 

Finalmente, están los centros de estudios superiores para las personas que no completaron la escuela secundaria. Estos centros de educación para adolescentes o adultos les enseñan habilidades como cocinar, limpiar, información financiera básica o un oficio importante para la vida.

Otro tema importante en los pacientes con discapacidades, dependiendo del grado de discapacidad, es que pueden ser más vulnerables a ser víctimas de acoso sexual. Es importante que sepan cuál es un comportamiento sexual apropiado y cuál no lo es, que no duden en buscar ayuda y que aprendan a protegerse. 

Tratamiento del TEA o autismo

Los psicólogos y los psiquiatras pueden ayudar a los pacientes adolescentes o adultos con TEA a manejar algunas de las dificultades que tienen. Es más, algunos se especializan en pacientes con TEA, que sería lo ideal. Utilizan técnicas de comportamiento, entre otras. Si las consideran necesarias, terapia del lenguaje, terapia ocupacional, terapia física. También existen medicamentos aprobados por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) como el Risperidone y el Aripriprazole que se pueden utilizar para el tratamiento de la irritabilidad y algunos síntomas asociados a los TEA, si se necesitan. La meta es mejorar la calidad de vida del paciente.

Tratamientos que NO se deben usar para el tratamiento del TEA

Hay que tener precaución con los tratamientos para los cuales no hay evidencia biomédica ni validación científica, y que NO se deben usar en el tratamiento del autismo o de TEA. Entre ellos están:

  • La terapia de quelación
  • la terapia con células madres
  • la terapia de oxígeno hiperbárico;
  • el lupron
  • las dietas sin gluten
  • las dietas sin caseína
  • las inyecciones de secretina
  • los agentes antfúngicos
  • los suplementos vitamínicos
  • la leche de camello cruda
  • los parches de nicotina
  • el blanqueador
  • la estimulación magnética transcraneal
  • la terapia asistida por delfines
  • los espejuelos o lentes de prismas
  • etc.

En conclusión, el autismo o TEA es una condición que afecta a un porcentaje significativo de la población a nivel mundial. En el Día de la Concientización Mundial sobre el Autismo se llevan a cabo eventos, charlas y programas para informar a las personas. Todos podemos formar parte de esa campaña aportando nuestro granito de arena para ayudar a crear conciencia del valor que tienen los niños, los jóvenes y los adultos que padecen de autismo. Incluso puedes utilizar las redes sociales enviando un mensaje de solidaridad con la etiqueta #DíaMundialAutismo.

Copyright © 2021 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Veja

Comentarios