Comparte este artículo:

Thinkstock_176586643_Xavier_SLas personas sobrevivientes de cáncer en la niñez o la adolescencia sin duda alguna tienen necesidades especiales en cuanto al cuidado de su salud se refiere. El hecho de que hayan superado el cáncer con éxito no los ubica en la misma categoría de las personas que nunca padecieron dicha enfermedad. Sin embargo, un nuevo estudio demuestra que los médicos que prestan servicios generales no están preparados para atender las necesidades especiales de quienes padecieron cáncer en la infancia.

Haber tenido cáncer en la niñez y sobrevivirlo es un triunfo y una alegría. Gracias a los avances de la ciencia, cada vez más niños le ganan la batalla a esta enfermedad. Actualmente, sólo en los Estados Unidos hay 350,000 personas que son sobrevivientes de cáncer en la niñez y la cifra va en aumento pues la tasa de éxito con los tratamientos es de más del 80 por ciento.

Pero el hecho de estar libre de cáncer no hace que las personas sobrevivientes a dicha enfermedad puedan tener una atención médica similar a la de la población en general. Por el contrario, ser sobreviviente de cáncer en la niñez o la adolescencia significa  que se tienen necesidades especiales en cuanto al cuidado de salud, pues se requiere un seguimiento de por vida por parte de médicos que se especializan en la atención de sobrevivientes de cáncer en la infancia.

Los médicos que se encargan de cuidar de los sobrevivientes de cáncer deben conocer bien el tipo o tipos de cáncer que padeció el paciente, el tipo de tratamiento que recibió (quimioterapia, radiación, cirugía) y durante cuánto tiempo.

Esto se debe a que deben tomarse medidas de prevención especiales para la buena salud de los sobrevivientes de cáncer y hay que observar de cerca los efectos secundarios causados por la enfermedad y el tratamiento (como riesgo de enfermedades cardiovasculares o diabetes debido a la radiación), así como estar alerta para identificar de inmediato cualquier signo o síntoma que sugiera que la enfermedad pudiera estar regresando.

A pesar de que parecería sentido común que la atención médica para los sobrevivientes de cáncer sea especial, un estudio demuestra que no es el caso y que de hecho, la falta de conciencia hacia este asunto está creando un problema a nivel del sistema de salud.

Una encuesta realizada a 1,110 médicos internistas o médicos generales encontró que muchos no se sienten cómodos atendiendo a los adultos sobrevivientes de cáncer en la niñez. La mayoría, tal como salió publicado en la revista Annals of Internal Medicine, no conoce las necesidades especiales que tienen los pacientes que tuvieron cáncer en la infancia.

En concreto, sólo el 12 por ciento de los médicos entrevistados dijeron tener algún tipo de conocimiento acerca de las pautas para los exámenes de detección recomendados para los sobrevivientes de cáncer.  Y, entre el 25 y 37 por ciento dijeron sentirse “algo” cómodos atendiendo a un sobreviviente de cáncer.

Pero lo preocupante es que cuando se les preguntó acerca de cuáles exámenes les recomendarían a sus pacientes sobrevivientes de cáncer, muchos de ellos dijeron que no conocían en detalle las pautas específicas de los exámenes que se recomiendan para estos pacientes.

Por ejemplo, sólo el 9 por ciento sabían que las mujeres que recibieron radiación en el pecho cuando eran niñas deben tener una mamografía y resonancia magnética anual. De igual manera, sólo el 15 por ciento sabía que los sobrevivientes de cáncer necesitan hacerse un ecocardiograma cada año de por medio para verificar que no haya problemas del corazón.

O sea, esta encuesta pone en evidencia deficiencias en cuanto al manejo de estos pacientes una vez que dejan de estar en manos del oncólogo pediatra. Quizás, como dijeron algunos médicos, la clave sería que estos especialistas elaboren un reporte detallado para enviar a los médicos generales y que el mismo paciente tome un papel activo al hacer la transición del oncólogo pediatra a un médico que no se especializa en cáncer.

Informarle a tu médico si tuviste cáncer, qué tipo, y cuál fue el tratamiento que recibiste es el primer paso que debe darle una guía a tu médico para que te de el cuidado especializado que necesitas.

Y si eres médico general, familiar o médico clínico o internista, es muy importante que aprendas bien cuáles son los cuidados especiales centrados en los exámenes y la prevención que deben recibir las personas que padecieron cáncer en la niñez y le ganaron la batalla.

Imagen © Thinkstock / Xavier S

Comentarios