Comparte este artículo:

El Ginkgo Biloba es una planta que se ha usado con fines medicinales durante miles de años. Se usa para el tratamiento de varias condiciones médicas, y aunque sus efectos aún siguen bajo investigación, esta hierba es una de las que más se venden en el mundo. En especial se la relaciona con la prevención de condiciones como el Alzheimer y otras que afectan a la mente. Sin embargo, un nuevo estudio desmiente que así sea. Entérate.

Si has tenido en tus manos un frasquito con pastillas de la hierba Ginkgo Biloba, seguro habrás notado la información que destaca que ésta ayuda a mejorar ciertas funciones mentales como la concentración y la memoria. En China, de donde es originaria la planta, se ha usado por miles de años con propósitos medicinales y culinarios.

Por mucho tiempo se ha dicho que el Ginkgo Biloba puede prevenir enfermedades como el Alzheimer y otros tipos de demencia. Esta afirmación ha sido sometida a varios estudios y el más reciente, realizado en Francia concluye que esta hierba no tiene ningún efecto preventivo sobre la enfermedad de Alzheimer y que tampoco retrasa su desarrollo.

El informe de dicha investigación apareció publicado en la edición de septiembre de la revista The Lancet Neurology, y para muchos expertos en esta enfermedad, debe cerrar el debate acerca de las propiedades del Ginkgo en relación con el Alzheimer.

El estudio liderado por médicos del Hospital Casselardit en Toulouse, Francia, reclutó a más de 2,800 personas mayores de 70 años que dijeron tener algún problema de memoria. Al azar, se les designó a algunos tomar un extracto de Ginkgo y a otros, un placebo.

Luego de cinco años 61 personas del grupo que estaba tomando el extracto de la hierba, desarrollaron la enfermedad de Alzheimer. Del grupo de placebo, 73 también la desarrollaron. Según los investigadores esto no es una diferencia significativa. Tampoco hubo diferencias en cuanto al número de accidentes cerebrovasculares entre ambos grupos.

Esto en pocas palabras, se traduce en que la investigación no pudo probar el efecto preventivo del Ginkgo a largo plazo en el desarrollo de Alzheimer.

De todas formas, esta hierba podría tener otros efectos que favorecen la salud, esto no es definitivo, pero hay evidencias preliminares de que podría: ayudar a mejorar la memoria en personas sanas, ayudar a prevenir los síntomas de la altitud en las montañas (algunos le llaman puna), ayudar a mejorar los síntomas del Síndrome Premenstrual (SPM), ayudar con algunas enfermedades de los ojos relacionadas con la edad y ayudar a reducir los daños que produce la quimioterapia en el tratamiento del cáncer en algunos órganos.

Aunque su consumo generalmente es bien tolerado, el Ginkgo debe ser administrado con precaución en personas que tienen problemas de coagulación, puesto que se han reportado casos de hemorragia. Y está contraindicado en personas que toman anticoagulantes o que van a tener cirugía. Es muy importante que consultes con tu médico antes de tomarla si tomas otras medicinas o suplementos ya que puede haber interacciones.

De cualquier manera, y aunque no existe una forma comprobada de prevenir la enfermedad de Alzheimer, hay ciertos hábitos que puedes incorporar en tu vida, especialmente si tienes antecedentes familiares de Alzheimer. Entre dichos hábitos, están llevar una dieta baja en grasa, consumir pescado rico en ácidos omega-3, comer muchas frutas y verduras de color oscuro que contienen carotenoides y antioxidantes, mantener una presión arterial normal, mantenerte activo(a) social y mentalmente a lo largo de la vida y reducir el consumo de ácido linoleico (que se encuentra en los productos lácteos y la mantequilla, entre otros).

Puedes consultar con tu médico sobre esta lista y hablar con él o ella sobre lo que sugiere para que puedas prevenir esta enfermedad, la cual es una forma de demencia que empeora gradualmente con el tiempo y afecta de igual forma a la memoria, el comportamiento y el pensamiento. Es importante que empieces a adoptar los hábitos de vida y de alimentación que protejan tu salud y tu calidad de vida a largo plazo lo antes posible.

Imágen © iStockphoto.com / Bochkarev Photography

Comentarios