Comparte este artículo:

Nuestro planeta Tierra es el que nos da los recursos necesarios para crecer y desarrollarnos, por eso es muy importante cuidarlo. En este artículo te contamos qué es el reciclado, por qué es importante y qué puedes hacer para comenzar a reciclar en casa y así hacer tu aporte para cuidar la salud del medioambiente.

¿Te has fijado que cada vez se habla más de los “productos reciclables”? Seguro te has dado cuenta de que cuando compras algún producto, muchos indican en su envase si son o no reciclables, ¿no es cierto? Tal vez te has percatado de que tus amigos tienen dos botes, canecas o tachos de basura en sus casas, precisamente para poder reciclar.

Pero ¿qué es exactamente reciclar? Aunque la palabra puede resultar compleja, el reciclado o reciclaje no es más que un proceso mediante el cual los materiales de desecho, es decir la basura que se produce, tanto en la casa como a nivel industrial, vuelven a convertirse en materia prima que puede ser utilizada nuevamente para otras cosas.

Todos podemos colaborar con el reciclado en nuestra comunidad. ¿De qué manera? Separando los productos que vamos a tirar antes de depositarlos en el bote, caneca o tacho de basura. De hecho, se estima que prácticamente el 90% de la basura doméstica – es decir, la que se genera en el hogar – es reciclable. Por eso, es importante que te tomes unos minutos a diario para separar la basura en casa y depositarla en los contenedores adecuados.

Entre los elementos domésticos que puedes reciclar antes de tirarlos como residuos se encuentran ciertos tipos de papeles, vidrios y metales. Ten en cuenta que estos materiales constituyen tres grandes grupos donde no todo es reciclable, algunas cosas podemos separarlas para utilizarlas de nuevo y otras no.

Para que puedas hacerlo fácilmente, fíjate en la siguiente tabla y luego busca en tu localidad dónde puedes depositar los residuos que vas a reciclar:

 

Tipo de material

 

SÍ se puede reciclar

 

NO se puede reciclar

 

Papeles + Periódicos y revistas
+ papeles impresos o no
+ facturas, paquetes
+ cartón y envases Tetra Brik
+ carpetas y cuadernos
+ folletos y guías telefónicas
– residuos sanitarios
– servilletas
– cartón engrasado (como cajas de pizza)
– envolturas de golosinas.
Plásticos + envases y botellas
+ cubiertos desechables
+ botellón de plástico (recipientes de cierre hermético)
+ bolsitas
+ vasos desechables
– vasos térmicos de poliestireno expandido

– envases o bolsas de plástico tipo sobre que contienen aderezos (mostaza, salsa de tomate, mayonesa. Se usan en los restaurantes de comida rápida)

Metales – latas de gaseosa y conserva
– ollas y láminas de metal
– hierro
– tubería de plomo
– aluminio, cobre y bronce
– Latas de pintura
– combustibles
– aceites
– cualquier resto de líquido contaminante

 

Ahora bien, después de leer estas listas quizás te estés preguntando ¿por qué habrías de tomarte la molestia de separar todos estos materiales de la basura si es más fácil juntar todo en una bolsa y dejarla para que se la lleve el recolector de residuos?

La razón es simple e importante, y tú tienes un rol protagónico en esta tarea: cuidar el medio ambiente y el entorno que te rodea, para que puedas vivir en un lugar más limpio por más tiempo.

Para que te des una idea, por cada tonelada de vidrio reciclado se salva una tonelada de recursos naturales y si todos utilizáramos botellas retornables reduciríamos la contaminación en un 20%, ya que el vidrio nuevo es 100% reciclable.

Recuerda que reciclar no sólo es separar la basura. Luego, los materiales son sometidos a todo un proceso para que vuelvan a ser una materia prima útil para ser reutilizada con fines diferentes. Así, el reciclaje permite, entre otras cosas:

  • Disminuir el volumen de residuos que hay que eliminar (se estima que puede reducirse hasta el 80% del espacio que ocupan los desperdicios).
  • Disminuir la contaminación.
  • Ahorrar recursos y energía.
  • Alargar la vida de los materiales, aunque sea con diferentes usos.
  • Evitar la deforestación (es decir, la tala masiva de árboles).
  • Ayudar a que sea más fácil la recolección de basura.
  • Vivir en un mundo más limpio.

Ahora que sabes todo esto, no hay excusas para seguir desechando la basura así como así. Empieza hoy mismo. Separar los residuos es rápido, sencillo y saludable, y te permitirá ayudar a tu comunidad ahora y en el futuro. Estarás dando un gran aporte para la salud de nuestro planeta Tierra.

Imágen © Pixabay / OpenClipart Vextors

 

Comentarios