Comparte este artículo:

Según un estudio, el uso de la marihuana podría estar relacionado con niveles más bajos de resistencia a la insulina y con una cintura más pequeña.

La marihuana, el cáñamo y cannabis son nombres comunes de las plantas del género Cannabis. El término “cáñamo” se utiliza para las plantas de cannabis que se cultivan para uso no farmacológicos (por ejemplo, para fabricar telas), como la Cannabis sativa. La fibra de la Cannabis índica tiene mala calidad y se utiliza para hacer drogas recreativas y fármacos par uso en la medicina. Las principales diferencias entre las dos variedades de cannabis son su apariencia y la cantidad de delta-9-tetrahidrocanabinol (THC) -el ingrediente activo de la marihuana- que contienen. La Cannabis sativa es ampliamente utilizada para la recreación. Su humo se inhala o se toma por vía oral para producir una sensación de relajación y bienestar.

La marihuana se ha estudiado por su potencial como un tratamiento para muchas condiciones, incluyendo los trastornos crónicos de la piel, la debilidad y la pérdida de peso relacionadas con el cáncer, el dolor crónico, la enfermedad de Huntington, los trastornos del sueño, las enfermedades de los ojos, la esclerosis múltiple, y la esquizofrenia. Los beneficios más importantes se han observado en el tratamiento del dolor crónico y la esclerosis múltiple. Además, la marihuana puede ayudar a reducir la presión ocular en personas con glaucoma.

Investigaciones anteriores sugieren que puede haber una menor prevalencia de la obesidad y la diabetes en los consumidores de marihuana, en comparación con personas que nunca han usado marihuana. En el estudio actual, publicado en el medio profesional American Journal of Medicine, los científicos evaluaron los posibles beneficios de la marihuana en el control de azúcar en la sangre y en la circunferencia de la cintura. Revisaron a la información de 4657 hombres y mujeres adultos que habían participado en el Estudio Nacional Sobre la Salud y la Nutrición (the National Health and Nutrition Examination) en Estados Unidos entre 2005 y 2010. Los sujetos reportaron sobre su consumo de marihuana, y los investigadores midieron sus niveles de azúcar en la sangre y de la insulina después de nueve horas de ayuno.

De las personas incluidas en el estudio, 579 eran consumidores actuales de marihuana y 1.975 habían consumido marihuana en el pasado. Los resultados sugirieron que el uso actual de la marihuana se asociaba con una mejor resistencia a la insulina y más pequeñas circunferencias de la cintura.

Los científicos concluyeron que el uso de marihuana puede estar vinculado a un mejor control del azúcar en la sangre y a una cintura pequeña. Sin embargo, se necesita más investigación antes de poder llegar a conclusiones firmes.

El alto nivel de azúcar en la sangre puede ser una preocupación para muchas personas que quieren mantenerse saludables y evitar el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes. Se han estudiado numerosas terapias de integración para determinar sus posibles beneficios en la diabetes. Hay una fuerte evidencia científica que apoya la eficacia del ácido alfa lipoico y  del konjac glucommanan para este propósito.

 

Imagen © iStock / nicholas belton

Comentarios