Comparte este artículo:

El verano ya llegó y muchos se preparan para ir a la playa. Cada vez se ve con más frecuencia que las personas meten, además de las toallas, las cremas con protector solar en sus bolsas de playa, pero hay algo que se les olvida chequear antes de decidir a qué playa deben de ir. ¿Sabes a qué me refiero? Si no lo sabes, sigue leyendo para que te enteres cómo elegir las playas más saludables.

El ir a la playa es barato y divertido para toda la familia, pero debiera ser seguro también, y lo puede ser. En la mayoría de los lugares, las Agencias de Salud locales analizan muestras del agua de las playas para determinar la presencia de bacterias, al menos en Estados Unidos. De acuerdo a la cantidad de las bacterias se determina el grado de contaminación. Esto se correlaciona con el riesgo de desarrollar enfermedades. La contaminación proviene de varios lugares, a veces incluye materia fecal. Por ejemplo, una organización no lucrativa ubicada en Santa Mónica, California, llamada Heal the Bay saca una boleta de calificaciones de las playas de la costa oeste de los Estados Unidos cada semana aquí y aquí (entre más alta la calificación, el riesgo de enfermarse al nadar en esa playa es menor). Así se determinan qué playas son más saludables cada semana.

Las enfermedades que se pueden contraer del agua del mar contaminada típicamente incluyen enfermedades del aparato respiratorio, del aparato digestivo o erupciones (salpullido en el cuerpo) causadas por bacterias o virus. Y, aunque le pueden suceder a cualquiera, los niños, los ancianos y las personas con el sistema de defensa débil son más vulnerables. A veces las personas no piensan que se enfermaron de haber nadado en playas contaminadas porque los síntomas pueden desarrollarse 2 a 4 días después de la exposición a ellas. Por eso, a menos de que se sospeche, ni se piensa. Esto es importante para las familias con niños pequeños.

Hay un par de precauciones que debes considerar. Normalmente la calidad del agua del mar es mejor cuando no llueve que cuando llueve. Esto se debe a que cuando no llueve la mayoría de la contaminación se encuentra en las calles y en los sistemas de drenaje. Pero ¿qué pasa cuando llueve? Toda esa contaminación acumulada se va al mar. Por eso el Departamento de Salud recomienda que no nades en el mar ni cuando llueve ni por 3 días después de que llueve para prevenir enfermedades.

También recomienda que evites las playas cerradas que parecen ideales para los niños pequeños porque son muy tranquilas, con olas muy pequeñitas, también son ideales para que se reproduzcan las bacterias, están muy contaminadas. El agua tiende a estar más limpia en donde hay mar abierto donde no hay muelles, desagües de la lluvia o arroyos.

La mejor decisión para mantenerte y mantener a tu familia sana cuando te preparas para ir a la playa es, además de llevar tu crema protectora contra el sol, chequear la boleta de calificaciones para ver las condiciones de la playa a la que vas. Elige una playa limpia y saludable y contribuye a que se mantenga así. Ayudemos a cuidar nuestro ambiente.

Imágen © iStockphoto.com / Andresr

 

Comentarios