Comparte este artículo:

Lo que debes saber sobre la atrofia vaginal

El cuerpo de la mujer puede experimentar los primeros síntomas de atrofia vaginal a la edad de 35 años; aunque, en la mayoría de los casos se manifiesta y acentúan después de la menopausia. ¿Por qué es importante? Aproximadamente, 25% a 50% de las féminas presentan este problema de salud”, indica en entrevista Luz María Bravo, especialista en ginecología.

La vagina es un indicador biológico de los niveles hormonales del cuerpo, en especial del estrógeno. La disminución de éste produce no solo resequedad íntima, también es la principal causa del desarrollo de la atrofia vaginal o vaginitis atrófica.

¡Que tu placer no muera!

“Los estrógeno son los encargados de modular el ciclo de respuesta sexual. Sin embargo, cuando existe atrofia vaginal, el placer en la vida sexual puede verse alterado: se presenta sequedad, dolor con el acto sexual, cambios en la sensación genital y disminución del deseo sexual”, señala Bravo.

¿Qué puedes hacer? La doctora Bravo recomienda lo siguiente.

  1. Buscar el mejor tratamiento para ti. La mejor forma de tratar la atrofia vaginal es a través de la terapia estrogénica local que puede ser administrada en crema. Los estrógenos son fácilmente absorbidos en la pared vaginal y sus efectos no serán exclusivamente locales.
  2. Relaciones sexuales. Para evitar el dolor durante el acto sexual es usar lubricantes a base de agua. Aunque, debe quedar claro que estos no controlan ni tratan este padecimiento, solo controlan momentáneamente la resequedad.
  3. Hacer ejercicio regular y mantener una dieta balanceada ayudan a controlar algunos síntomas de la atrofia vaginal.

No dejes pasar el tiempo. “En cuanto experimentes un malestar en tu vida sexual o salud vaginal acude inmediatamente con un profesional de la salud”, señala Bravo.

También te pueden interesar:

logo-Salud180

 

 

Fuente del artículo: ¿Tu salud vaginal está en riesgo? en Salud180

Imagen © iStock / Wavebreakmedia

Comentarios