Comparte este artículo:

Para mucha gente un paro cardiaco y un ataque al corazón son sinónimos, pero no es así. Hay una gran diferencia y lo que se hace en los primeros minutos pueden hacer la diferencia entre que una persona sobreviva el evento o no.

En estos momentos desconocemos los detalles de lo que le sucedió al famoso cantante o de sus antecedentes médicos. Desde luego es una tragedia que haya perdido la vida a sus 50 años. Lo que se sabe es que cuando los paramédicos llegaron a su casa aparentemente intentaron maniobras de resucitación cardiopulmonar y de inmediato lo llevaron al hospital que quedaba a dos minutos de distancia, a donde llegó en un estado de coma profundo en donde los doctores declararon que había fallecido. ¿Qué le pudo haber sucedido? Obviamente que tendremos que esperar a la autopsia para tener más información.

Pero, si en realidad se encontraba perfectamente bien antes de este incidente, lo cual desconocemos, podría tratarse de un caso de paro cardiaco que a diferencia de un ataque al corazón puede suceder incluso en gente joven.

Los ataques al corazón se deben a disminución del flujo de sangre porque se tapa una o varias arterias. El paro cardiaco se debe a que el corazón deja de latir por un problema eléctrico. Si lo comparamos con una construcción, uno es un problema de plomería y el otro es un problema eléctrico.

Lo que determina los latidos del corazón y su ritmos, son estímulos eléctricos que provienen de un marcapaso interno en nuestro corazón. Si deja de funcionar bien, esos latidos o se vuelven irregulares e ineficientes y el corazón que es la bomba que impulsa la sangre a todo el cuerpo — de repente deja de funcionar – causa un paro cardiaco.

Por otro lado, si alguien durante varios años come comida chatarra, no hace ejercicio, especialmente si tiene antecedentes familiares de enfermedades del corazón, si padece de presión alta, colesterol alto, diabetes, si fuma y/o si está en sobrepeso va aumentando sus posibilidades de ir acumulando placas de colesterol dentro de sus arterias que las pueden tapar. Cuando una o varias arterias se tapan y disminuye la circulación de sangre en el músculo del corazón, esto es un ataque al corazón.

En el caso de un paro cardiaco se tiene que actuar en los primeros minutos porque si el cerebro no recibe sangre rápidamente es difícil que la gente salga del estado de coma y poco después los otros órganos fallan también.

¿Qué se tiene que hacer además de llamar al 911? empezar las compresiones en el pecho del paciente. Actualmente se considera que las compresiones son más importantes que la ventilación de boca a boca en lo que llega ayuda profesional. A menos de que se cuente con un desfribrilador que es el aparato que seguramente ha visto con frecuencia en las series de televisión. Este tiene dos electrodos o dispositivos (se ven como paletas) que se colocan en el pecho de la persona. Estos electrodos emiten una descarga eléctrica para tratar de reestablecer la actividad eléctrica o el ritmo del corazón, que con suerte, resulta ser un ritmo efectivo.

Aquí en Vida y Salud te tendremos informado de la causa de la muerte de Michael Jackson.

Comentarios