Comparte este artículo:

Con la gripe por el virus H1N1 del 2009 diariamente en los titulares este año, el limpiar y desinfectar el hogar es la primera prioridad para los dueños de viviendas. Aunque mantener tu hogar libre de gérmenes es una buena práctica durante todo el año, es especialmente importante durante la temporada de la gripe. Los virus pueden vivir en las superficies de tu hogar desde unos pocos minutos hasta muchos días, por lo que estar consciente de la limpieza es muy importante. Estas son algunas sugerencias para evitar que el virus se propague en tu hogar:

Establece rutinas de limpieza cuando llegues a tu casa: nada es mejor que llegar al hogar después de una larga jornada en la escuela o el trabajo. Para mantener su hogar libre de gérmenes, quítate los zapatos de inmediato para evitar traer nuevos virus o bacterias dentro del hogar. Luego, lávate las manos con agua tibia y jabón durante, por lo menos, veinte segundos. Esto es especialmente importante antes de cargar a un bebé o saludar a otros parientes que podrían estar en riesgo de contraer alguna enfermedad.

Limpiar no es desinfectar: Comprende la diferencia entre limpiar y desinfectar. La limpieza quita el polvo de una superficie mientras que, al desinfectar, se eliminan todo tipo de gérmenes, incluida la gripe. Los productos que afirman la habilidad de controlar los microbios se deben registrar en la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos).

Se conciente de donde se encuentra “la mayor cantidad” de gérmenes en su hogar: Mira a tu alrededor para ver cuáles son los artículos que toca tu familia con mayor frecuencia. Si tu familia es como la mayoría, se encontrarán en este grupo: los interruptores de la luz, juguetes, encimeras (mesones), grifos (llaves de agua), manillas (manijas o perillas) de las puertas, control remoto, teclados o el mango del cepillo del cabello. Tal como se indica, desinfecta estos artículos frecuentemente con un producto registrado en la EPA que sea efectivo contra la influenza.

Permite que circule aire fresco: Aunque el aire tendrá una temperatura menor en el otoño o invierno, intenta que circule aire fresco al interior de tu vivienda. Si no es posible, asegúrate de salir regularmente para estos efectos. Además, considera reemplazar los filtros de la caldera para mantener lo más fresco posible el aire dentro de tu hogar.

Se inteligente con la preparación de comidas: Separa las tablas de cortar carne y hortalizas (frutas y verduras) cuando prepares la comida para su familia. Utiliza una superficie para cortar carnes que se pueda lavar en el lavaplatos, o con agua caliente y jabón. Lávate las manos con jabón después de manipular carne. Tal como se indica, desinfecta las superficies de la cocina, como las encimeras y los grifos, después de cada comida.

Se cuidadosa con los productos de aerosol: Evita usar limpiadores y desodorizantes en aerosol, que pueden atraer y transmitir el virus junto con las partículas de la fragancia.

Mira al suelo: Considera limpiar las alfombras y muebles con mayor frecuencia durante la temporada de la gripe para eliminar suciedad y olores junto con las bacterias.

Comentarios