Comparte este artículo:

Imagine si se pudieran reprogramar las células de la piel y de la sangre para curar un órgano lesionado, o piense en las posibles ventajas que ofrecería a los pacientes conocer el genoma personal y poder individualizar la atención médica a los propios genes.

Este tipo de mejoras en la atención médica son el producto final ideal de la investigación traslacional. La edición de octubre de Mayo Clinic Health Letter incluyó un informe especial sobre la investigación traslacional y la manera en que conduce hacia tratamientos de avanzada.

Mayo Clinic lidera la investigación traslacional, que a grandes trazos puede describirse como un ciclo de investigación: primero, se observa un problema en el sistema de atención médica; luego, se investiga el problema; y por último, los científicos convierten los descubrimientos en soluciones que benefician a los pacientes.

A continuación se mencionan algunos ejemplos:

Sanar desde dentro: El Centro de Mayo Clinic para Medicina Regenerativa actualmente estudia maneras de reprogramar células de la piel y de la sangre en el laboratorio para revertirlas a un estado similar al de las células madre indiferenciadas. Con esas células, los científicos pudieron generar células que responden a la glucosa y producen insulina. Dicho logro es fascinante como un posible tratamiento a futuro para los pacientes con diabetes.

Conocer el ADN personal: En el campo de estudio conocido como “clinómica”, los médicos convierten lo conocido sobre la genómica en exámenes clínicos dirigidos que pueden guiar las decisiones médicas. Ejemplo: los médicos de Mayo Clinic se encuentran desarrollando un conjunto integral de diagnóstico a partir de los 18 genes sobre los que se conoce, o se sospecha, que se relacionan con el cáncer de colon. Dicho conjunto ofrecerá un solo examen para aplicar en el diagnóstico del cáncer de colon hereditario, reemplazando a los varios análisis actualmente necesarios que se realizan en los laboratorios de todo el país.

Gracias a los avances tecnológicos, la decodificación del genoma personal se convierte en algo económicamente factible. Cuando se decodificó el primer genoma humano hace alrededor de una década, el precio fue de 2,7 mil millones de dólares; pero hoy en día, el gasto individual es de alrededor de 7500 dólares y se investigan nuevas tecnologías para reducir esa cifra a mil dólares.

Medir los signos: Desde hace mucho se ha recurrido a los signos o indicadores biológicos, tal como la presión sanguínea, para averiguar lo que ocurre dentro del cuerpo. Muchos de estos indicadores, también llamados biomarcadores, no son bien entendidos y constituyen el tema de gran parte de la investigación traslacional. Ejemplo: a través de datos recogidos durante mucho tiempo, los científicos descubrieron biomarcadores vinculados con la enfermedad de Alzheimer y actualmente se esfuerzan por encontrar modos de determinar cuándo es necesario intervenir. La esperanza es que el tratamiento pueda empezar al comienzo de la enfermedad, antes de que se produzcan daños irreversibles en el cerebro.

 

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2012 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / teekid

Comentarios