Comparte este artículo:

…aunque sea sano el rango del índice de masa corporal

Un vientre grande trae consecuencias que sobrepasan el problema de no caber dentro de los pantalones y es perjudicial para la salud, aunque el índice de masa corporal (IMC) sea sano. Esto es lo que descubrió un estudio de colaboración internacional dirigido por un científico de la Mayo Clinic.

Los hombres y mujeres con cinturas de gran circunferencia tienen mayor tendencia a morir jóvenes y son más proclives a fallecer por afecciones como la enfermedad cardíaca, los problemas respiratorios y el cáncer, después de considerar el índice de masa corporal, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la actividad física. El estudio se publicó en la revista Mayo Clinic Proceedings.

Los científicos recogieron datos de 11 estudios de cohortes diferentes que incluían a más de 600.000 personas procedentes de todo el mundo. Se descubrió que los hombres con una circunferencia de la cintura de 109 cm (43 pulgadas) o más tenían un riesgo 50 por ciento mayor de mortalidad que los hombres cuya cintura medía menos de 89 cm (35 pulgadas); esto se tradujo en una expectativa de vida de aproximadamente tres años menos, pasados los 40 años. Las mujeres con una circunferencia de la cintura de 94 cm (37 pulgadas) o más tenían un riesgo 80 por ciento mayor de mortalidad que aquellas con circunferencias de la cintura de 68,5 cm (27 pulgadas) o menos; esto se tradujo en una expectativa de vida de alrededor de cinco años menos, pasados los 40 años.

Es importante anotar que el riesgo aumentó en forma linear, de manera que por cada 5 cm (2 pulgadas) o más de circunferencia, el riesgo de mortalidad aumentó en alrededor de 7 por ciento para los hombres y en aproximadamente 9 por ciento para las mujeres. Por ello, no fue posible encontrar un “punto de corte” natural para la circunferencia de la cintura que pueda aplicarse clínicamente porque el riesgo aumenta a través de la gama de las circunferencias.

Otro hallazgo importante fue el alto riesgo de mortalidad con el aumento en la circunferencia de la cintura observado en todos los niveles de índice de masa corporal (IMC), incluso entre quienes están dentro del rango normal. El gran tamaño de este estudio combinado permitió a los científicos claramente demostrar la contribución independiente de la circunferencia de la cintura al problema, después de considerar el IMC, explica el Dr. James Cerhan, epidemiólogo de Mayo Clinic y autor principal del estudio.

“El IMC no es una medida perfecta”, comenta el Dr. Cerhan. “No discrimina entre masa magra y masa grasa, ni informa sobre la localización del peso. El asunto es preocupante porque la grasa adicional en el vientre conlleva un perfil metabólico que se vincula con afecciones, como la diabetes y la enfermedad cardíaca”.

El Dr. Cerhan dice que los médicos deben considerar el IMC y la circunferencia de la cintura como parte de la valoración del riesgo para mortalidad prematura relacionada con la obesidad.

“El objetivo principal debe ser prevenir el IMC alto y también la circunferencia de la cintura grande”, acota el Dr. Cerhan. “Los pacientes con cinturas grandes pueden perder apenas unos centímetros con ejercicio y dieta para obtener beneficios importantes en su salud”.

El estudio estuvo financiado por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, como parte del Consorcio de Cohortes, e incluyó a científicos de América del Norte, Europa y Australia.

Para más información de la Mayo Clinic haga clic en el logotipo:

mayo_clinic__logo

Copyright © 2014 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imagen © Thinkstock / okeyphotos

Comentarios