Comparte este artículo:

Un estudio explica por qué funciona mejor la cirugía bariátrica

Nadie quiere oír hablar del sobrepeso, y no es para menos: se trata de una condición que afecta el funcionamiento de todo el organismo y es un factor que agrava otras enfermedades como la diabetes tipo 2. Por esa razón, miles de diabéticos se esfuerzan a diario por controlar su peso de distintas formas, desde la dieta hasta métodos más extremos como la cirugía bariátrica (como el bypass gástrico). Pero resulta que esta última se ha destacado como una arma mucho más efectiva en la lucha por controlar los niveles elevados de glucosa (el azúcar alta) en la sangre que solamente controlando la dieta. ¿Quieres saber por qué?

Los especialistas ya sabían que la cirugía bariátrica (que deriva su nombre de la palabra baros, que significa peso, y que consiste en reducir la capacidad del estómago y de la absorción de los alimentos), resulta mucho más rápida y efectiva que la dieta a la hora de bajar los niveles de la glucosa (el azúcar en la sangre) en los pacientes con diabetes tipo 2 que tratan de controlar su enfermedad. Sin embargo, desconocían la razón de ese mejor desempeño.

Un estudio realizado por unos investigadores en Estados Unidos aclara el misterio: la diferencia la determina un tipo de aminoácidos, como se explica en la revista Science Traslational Medicine.

El equipo de investigadores siguió a 21 pacientes con un exceso de sobrepeso (un índice de masa corporal superior a 35, teniendo en cuenta que el peso “normal” o saludable varía  entre un índice de masa corporal de entre18 y 24), que padecían diabetes tipo 2 y que estaban bajo tratamiento con medicamentos. La mitad de los pacientes siguió una dieta para perder peso, mientras que a la otra mitad se le practicó una cirugía bariátrica de bypass gástrico (de derivación o puenteo) para reducir el tamaño de su estómago y su capacidad de absorción de calorías.

Todos los participantes lograron adelgazar alrededor de 25 libras, aunque la respuesta metabólica fue mejor entre los individuos que se habían sometido a la cirugía de bypass gástrico.

Al comprobar los datos obtenidos, los investigadores observaron una diferencia notable entre ambos grupos. Las personas que se habían sometido al bypass gástrico tenían niveles mucho más bajos de varios tipos de aminoácidos y otros compuestos orgánicos —aminoácidos de cadena ramificada, fenilanina y tirosina— que los pacientes que habían hecho dieta. De hecho, estas sustancias apenas se habían modificado en los participantes que habían llevado a cabo un régimen alimenticio.

Varios estudios previos ya habían apuntado hacia la relación entre los niveles de aminoácidos circulantes con una mayor predisposición a padecer obesidad, diabetes y resistencia a la insulina. Los investigadores de este estudio estiman que sus resultados comprueban de que los cambios metabólicos que se producen después de la cirugía bariátrica se deben a “mecanismos distintos que van más allá que la simple pérdida de peso”.

“Nuestro siguiente paso será determinar cuáles procesos están involucrados en esos cambios metabólicos para poder comprender de qué manera la cirugía bariátrica está relacionada con cambios hormonales”, señalaron los investigadores en el artículo publicado en la revista médica. Aunque reconocen que sus resultados aún son preliminares, estiman que los resultados pueden abrir la puerta a nuevas formas de tratar la diabetes. En Vida y Salud, como siempre, estaremos pendientes para tenerte al día.

 

Imagen © iStock / jamesbenet

Comentarios