Comparte este artículo:

Según datos de la Sociedad Americana de la Diabetes, alrededor de 25.8 millones de estadounidenses, entre niños y adultos, padece de diabetes.  La mayor parte sufre de diabetes tipo 2, la forma más común de la enfermedad y la de mayor crecimiento en todo el mundo. Una buenas noticias para las personas que la padecen: la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) acaba de aprobar el Tanzeum, un medicamento inyectable que puede usarse independientemente o en combinación con otros para el manejo y control de la diabetes tipo 2.

Un comunicado reciente de la FDA informa a los millones de diabéticos tipo 2 en Estados Unidos que ya está disponible en el mercado una nueva opción para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Se trata del Tanzeum (o albiglutide), que pertenece al tipo de medicamento análogo del péptido 1 similar al glucagón (GLP-1), una hormona que normaliza los niveles del azúcar en el paciente.

Tanzeum, al igual que otros medicamentos del mismo tipo, se puede usar ya sea solo o en combinación con otros tratamientos para el control de la diabetes, como la metformina, el glimepriride, el pioglitazone (Actos) o la insulina.  El medicamento, fabricado por GlaxoSmithKline, no está indicado para el control de la diabetes tipo 1, y puede tener algunos efectos secundarios, como náusea y/o reacción en el lugar de la inyección.

En relación a la información en el comunicado de prensa de la FDA, un estudio australiano realizado en la Universidad de Adelaide, advierte sobre un  efecto negativo potencial que puede presentarse al utilizar conjuntamente un medicamento del tipo péptido 1 similar al glucagón (como el Tanzeum) y la insulina, combinación que se usa en todo el mundo como un tipo de terapia estándar para el tratamiento de la diabetes tipo 2.  Y se refiere a que esta combinación puede causar períodos de hipoglucemia más largos de lo normal, a lo que deben estar alerta los pacientes, ya que esto puede ser peligroso.

Un equipo de investigadores de la universidad australiana mencionada, se propuso estudiar el impacto de la terapia con la combinación del GLP-1 y la insulina en relación a la velocidad con la que se vacía el estómago después de ingerir los alimentos. Los resultados, publicados en línea en Diabetes Care, demuestran que la combinación de medicamentos, de hecho, hace que el proceso de vaciamiento del estómago sea mucho más lento. ¿Cuáles son consecuencias para al paciente?  El autor principal del estudio, el Dr. Mark Plummer, nos explica que generalmente, los niveles bajos de glucosa en la sangre hacen que el estómago se vacíe rápidamente.  Sin embargo, en los pacientes que usan la terapia de combinación GLP-1 y la insulina, los alimentos salieron del estómago a la misma velocidad que cuando los niveles glucosa en la sangre están dentro de límites normales, es decir, de forma mucho más lenta.  De esta manera, los alimentos y por ende la glucosa se retienen en el estómago, lo que hace que el paciente experimente períodos más prolongados de hipoglucemia.  Aunque el grupo de 10 personas que participaron en el estudio fue relativamente pequeño, los resultados fueron estadísticamente significativos.

Los diabéticos necesitan controlar su glucosa en la sangre, pero tampoco quieren tener niveles demasiado bajos de glucosa (hipoglucemia) por un tiempo demasiado largo ya que el cerebro necesita el azúcar para funcionar adecuadamente.  Cuando estos períodos se prolongan excesivamente, las consecuencias pueden ser pérdida de la consciencia,  convulsiones y, en casos muy graves, incluso la muerte.

Durante el estudio, ninguno de los pacientes experimentó síntomas alarmantes, pero sí se presentaron otros como sudoración, palpitaciones y alteraciones de la visión.

Si eres diabético(a) y utilizas medicamentos del tipo GLP-1 en combinación con la insulina, debes estar al tanto de este posible efecto y estar muy alerta de los síntomas que indican que tus niveles de glucosa en la sangre podrían estar bajos (sudoración, temblor, palpitaciones, debilidad y/o sentirte confuso o desorientado).  Y como siempre, te recomiendo que converses con tu doctor sobre los beneficios y los posibles riesgos de éste o cualquier medicamento o tratamiento que te indique para el manejo de tu diabetes tipo 2.

Imagen © Thinkstock / Niki Litov

Comentarios