Comparte este artículo:

Un par de meses antes de partir con rumbo a destinos tropicales, sea en América Central o del Sur, Haití, la zona por debajo del Desierto del Sahara en África y el sur de Asia, los viajeros deben consultar con un médico respecto a cómo prevenir la malaria.

La edición de julio de Mayo Clinic Health Letter trata sobre el riesgo de malaria en los viajeros y la importancia de prevenir y tratar la enfermedad.  La malaria puede derivar en enfermedades graves y hasta muerte.  En Estados Unidos, todos los años se diagnostica malaria en alrededor de 1.500 personas y la mayoría de casos corresponde a viajeros que no tomaron medidas preventivas.  A nivel mundial, se calcula que anualmente fallece un millón de personas a consecuencia de esta enfermedad.

La malaria es producto de parásitos microscópicos transmitidos, sobre todo, por picaduras de mosquito.  Después de que un mosquito infectado pica a alguien, los parásitos viajan hasta el hígado, donde yacen latentes desde 10 días hasta 4 semanas, aunque el estado de latencia podría durar hasta un año.  Una vez que los parásitos maduran, abandonan el hígado e infectan a los glóbulos rojos.  Luego, empiezan a aparecer las señales y síntomas de la malaria.

Las infecciones por malaria se categorizan bajo no complicadas y bajo graves.  En los casos de malaria no complicada, los síntomas podrían ser similares a los de la gripe, con escalofríos moderados o fuertes, fiebre alta, dolor de cabeza y vómito.  Si no se trata adecuadamente el problema, podría llegar a convertirse en una emergencia médica mortal.

Los casos de malaria grave podrían conllevar hinchazón del cerebro, problemas respiratorios, insuficiencia renal o hepática, graves daños a los glóbulos rojos y niveles peligrosamente bajos de azúcar sanguíneo.

El tratamiento implica administrar uno o más fármacos antimaláricos, como la cloroquina  (Aralen), la hidroxicloroquina (Plaquenil) y la mefloquina (Lariam).  Estos fármacos podrían también emplearse para prevenir la malaria.

Es posible curar la malaria con un tratamiento eficaz.  Quienes presenten fiebre alta después de visitar zonas de alto riesgo de malaria, deben conversar con el médico.  Cuando una persona presenta fiebre alta, no se puede descartar malaria hasta un año después del viaje a algún sitio de alto riesgo.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Thomas Acop

 

Comentarios