Comparte este artículo:

Si eres hombre y estás pensando en aumentar la familia, recapacita si tienes obesidad o sobrepeso. Un estudio reciente ha relacionado la obesidad paterna con un mayor riesgo de autismo en los hijos. Y con el aumento en la tasa de autismo, ¿quién quiere arriesgarse? Infórmate aquí.

Como te hemos informado en Vida y Salud, la tasa del trastorno de espectro autista, sigue en aumento. En los Estados Unidos por ejemplo, según datos proporcionados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la tasa es de 1 de cada 68 niños, lo que representa un aumento del 30 por ciento en relación a las cifras del 2012, solamente dos años atrás. No es de extrañar que la búsqueda de las causas del autismo sea una prioridad entre las investigaciones médicas. Estudios previos ya habían determinado que la obesidad de la madre podría considerarse un factor de riesgo para el autismo en los hijos, pero no se había tenido en cuenta nunca el peso de los padres. Ahora, ya tenemos una idea más concreta al respecto.

De acuerdo con un estudio reciente llevado a cabo en el Instituto Noruego de Salud Pública (Nasjonalt folkehelseinstitutt) y publicado en la revista Pediatrics, los hijos cuyos padres son obesos pueden tener una probabilidad mucho más alta de padecer de autismo, hasta un 53 por ciento mayor, que los hijos de padres de peso normal. Aun más, este nuevo estudio redujo el factor de riesgo de las madres obesas con hijos autistas de un 17% a un 9%.

El estudio analizó los archivos médicos de alrededor de 93,000 niños noruegos a los tres, los cinco y los siete años. Los datos se tomaron del Norwegian Mother and Child Cohort Study, en el que participaron mujeres embarazadas entre 1999 y 2008. Los investigadores monitorizaron a los niños de los 4 a los 13 años.

Las madres participantes (a las 18 semanas de embarazo) respondieron a unos cuestionarios con preguntas detalladas sobre su estado físico y mental y sobre sus hijos. Los padres contestaron también unos cuestionarios sobre su estado físico y mental, mientras sus parejas estaban embarazadas.

En la muestra, el 22% de las madres y el 43% de los padres estaban pasados de peso, con un índice de masa corporal (IMC) entre 25 y 30. Aproximadamente el 10% de las madres y los padres eran ambos obesos (con un IMC de 30 o más).

También se examinó el riesgo de los tipos de autismo más ligeros, como el síndrome de Asperger. A 419 de los niños (alrededor de 0.45%) se les diagnosticó algún tipo de autismo.

Para su sorpresa, los investigadores encontraron que la obesidad de las madres tenía poca relación con el desarrollo de autismo en los niños. En los hombres obesos, por el contrario, el riesgo de desarrollar autismo o síndrome de Asperger, se duplicó en comparación con los padres de peso normal.  Y mientras mayor era el peso del padre, más aumentaba el riesgo del niño de padecer de autismo o del síndrome de Asperger.

Según el Dr. Pal Suren, investigador principal del estudio, el resultado demuestra una asociación entre la obesidad paterna y el autismo, pero no una relación de causa y efecto. La genética y otros factores pueden también jugar un papel, y se necesitan más estudios  para llegar a conclusiones definitivas.  Sin embargo, los resultados obtenidos deben invitarnos a la reflexión.

Abril es el mes dedicado a la concientización sobre el autismo, así que hagamos precisamente eso: tomemos conciencia sobre este trastorno y su impacto en nuestras familias y comunidades. Sobre todo si la paternidad está entre tus planes a futuro, piensa cómo tu estado de salud actual, y sobre todo la obesidad (si la padeces), pueden repercutir en la salud mental de tus hijos. Antes de que tu pareja y tú busquen un embarazo, deben hacer todo lo posible por eliminar el mayor exceso de peso que puedan. De no hacerlo, no solamente se atan a una serie de condiciones crónicas relacionadas con la obesidad, sino también podrían estar condenando a su bebé a un diagnóstico de autismo con todas sus consecuencias en su vida social y emocional.

Imagen © Thinkstock / yannp

Comentarios