Comparte este artículo:

Aunque el cáncer durante el embarazo no se da con mucha frecuencia, cuando sucede surgen los temores acerca de recibir tratamiento sin afectar el desarrollo del bebé. Es el caso de la quimioterapia, que según un estudio reciente, puede no afectar al feto si se hace pasado el primer trimestre de embarazo. Sigue leyendo para que te enteres de este interesante hallazgo.

El embarazo causa tanta alegría, que pensar en sufrir cáncer durante esta etapa, parece algo sacado de una película trágica. Aunque raras veces se presenta – afortunadamente – se calcula que una de cada mil mujeres embarazadas tiene cáncer. Los tipos de cáncer más comunes durante el embarazo son el cáncer cervical o del cuello uterino, el cáncer de mama, el linfoma y el melanoma.

Tener cáncer no daña al bebé en sí, e inclusive si no está en una etapa crítica, el tratamiento puede esperar hasta después de que la mujer dé a luz.  En otros casos, el médico puede considerar sugerir el aborto, pero a ninguna mujer le gusta someterse a una decisión tan dolorosa.

Lo bueno, es que algunos tratamientos no conllevan riesgo para la salud del bebé. Es el caso de la quimioterapia, que según un estudio reciente y otras investigaciones anteriores, no sería perjudicial para el desarrollo del feto, siempre y cuando se haga una vez pasado el primer trimestre del embarazo.

En esta ocasión, unos investigadores de la Universidad de Lovaina, en Bélgica,  también se interesaron por averiguar y comprender si el tratamiento contra el cáncer podría afectar a los bebés después de su nacimiento. Luego de analizar la historia médica de 70 niños (durante 22 meses y hasta los 18 años) cuyas mamás habían sido sometidas a quimioterapia durante el embarazo,  encontraron que no presentaban un riesgo mayor de enfermedades cardíacas, trastornos del sistema nervioso, problemas auditivos ni otros problemas de salud en general.

No obstante, los investigadores belgas, advirtieron que los bebés nacidos de mujeres que se sometieron a quimioterapia, tuvieron más probabilidades de nacer de forma prematura, lo cual podría causar algunos problemas de memoria y aprendizaje.

¿Por qué los medicamentos que se usan durante la quimioterapia no afectan al bebé? Los médicos explicaron que es gracias a la placenta, la cual actúa como filtro y evita que los fármacos lleguen al feto. Esto, siempre y cuando se haga luego de pasado el primer trimestre, que es cuando los órganos están en sus primeras etapas de desarrollo y son especialmente vulnerables.

El estudio, publicado en la revista The Lancet Oncology también habla sobre la tendencia actual en cuanto a embarazo-cáncer:

  • Los médicos permiten que los embarazos de las mujeres diagnosticadas con cáncer cervical o de ovario, continúen. Recomiendan tratamiento pasadas las 8 semanas de gestación.
  • Las mujeres embarazadas que tienen cáncer de seno pueden someterse a cirugía o a quimioterapia. El embarazo es viable ya que interrumpirlo no beneficiaría la salud de la mujer.
  • El cáncer en la sangre, por su parte, puede causar coágulos sanguíneos, lo cual complicaría el embarazo y puede ser recomendable interrumpir el embarazo durante las primeras semanas para proteger la salud de la madre.

Recuerda, que cuando se presenta cáncer en cualquier circunstancia y más durante el embarazo, es tu médico o médicos el o los que te puede(n) indicar cuáles son las opciones de tratamiento para preservar tu salud y la del bebé que estás esperando.

Imágen © iStockphoto.com / Lisa Thornberg

Comentarios