Comparte este artículo:

Probablemente algunas de tus amigas nunca han tenido problemas al usar un método anticonceptivo natural. Pero, ¿estás segura que pueden funcionar también para ti? Antes de decidirte, primero entérate sobre la verdad acerca de los métodos anticonceptivos naturales.

Estos métodos anticonceptivos son como su nombre lo dice, “naturales”. Es decir, se caracterizan por no ser tratamientos con medicamentos, ni usar accesorios artificiales o invadir el cuerpo con dispositivos o cirugías.

¿Cómo funcionan? Son métodos que sirven para conocer al detalle tu ciclo menstrual y así lograr identificar cuándo ovulas, ya sea mediante el calendario, la temperatura de tu cuerpo o la apariencia de tu flujo vaginal. La ovulación es tu período más fértil y es cuando más necesitas cuidarte para evitar quedar embarazada.

Los métodos anticonceptivos naturales más conocidos son el coitus interruptus (coito interrumpido), el método del calendario, la medición de la temperatura basal, el método Billing y la amenorrea durante la lactancia.

¿Son efectivos? Los métodos anticonceptivos naturales han demostrado ser efectivos en 80% de los casos, algunos más y algunos menos. Pero para que lo sean, se necesita lo siguiente:

• Antes de aplicarlos, debes seguir a tu período durante 3 o 4 meses para definir claramente cuándo estás ovulando. Tienes que ser constante, pues es muy fácil equivocarte en los cálculos.

• Es mejor utilizar varios métodos a la vez para así ser más precisa al predecir tu ovulación.

• Tu período debe ser regular, porque si no no funcionan.

• Debes abstenerte de tener relaciones sexuales antes y durante la ovulación, o usar otro método anticonceptivo como el condón. Son aproximadamente 10 días del mes.

• Es importante tener una pareja estable, pues necesitas alguien que te acompañe en este proceso y que esté dispuesto a respetar los momentos de abstención sexual.

Aspectos positivos

Estos métodos anticonceptivos naturales tienen una cualidad única que los hace diferentes a los demás métodos, y es que no tienen efectos secundarios en tu salud. Además, son la opción más económica que hay pues algunos de ellos no cuestan nada.

Aspectos negativos

Son menos efectivos que los demás métodos anticonceptivos.

• No son totalmente confiables pues son susceptibles a cualquier cambio de tu cuerpo como una irregularidad que no esperabas en el período que altera tu calendario, una enfermedad que te sube la temperatura, o cambios en tu flujo vaginal debido a una infección o al uso de protectores diarios, etc.

• Con el coitus interruptus corres el riesgo de que el líquido que suelta el semen antes de eyacular puede contener esperma.

• La amenorrea durante la lactancia sólo funciona cuando te dedicas a lactar a tu bebé entre 8 y 10 veces al día.

• Los períodos de abstención pueden generar tensión con tu pareja.

• Las posibilidades de tener un embarazo no deseado son altas.

• No te protege de enfermedades de transmisión sexual (ETS) ni contra el VIH/SIDA.

En términos generales, la verdad es que los métodos anticonceptivos naturales demandan un tiempo, un estilo de vida y un riesgo que no todas las parejas están dispuestas a llevar o a tomar. ¿Tu estarías dispuesta?

 

Imagen © iStockphoto.com / lighty25

Comentarios