Comparte este artículo:

¿Quién no querría tener el cuerpo de Beyonce? Hace algunos años la cantante perdió 20 libras gracias a la Dieta Master Cleanse, también conocida como la Dieta de la Limonada. Antes de empezar esta dieta, entérate bien de qué se trata… pues como es costumbre en el mundo de la farándula, no todo es como lo pintan.

La Dieta Master Cleanse existe desde hace muchos años, y era inicialmente conocida como un método para ayunar y “desintoxicar” el cuerpo, con el fin de “limpiar el cuerpo de toxinas” provenientes de la mala alimentación y la falta de ejercicio.

Actualmente se le conoce también como “la Dieta de la Limonada” pues consiste en una mezcla de jugo fresco de limón con miel de maple, una pizca de pimienta de cayena (o chile piquín) y mucha agua. Durante 10 días no debes comer nada sólido ni tomar nada diferente a esta “limonada”, y así supuestamente logras no sólo desintoxicar el cuerpo, sino también perder peso, verte más joven, aliviar dolores, y hasta elevar tu energía (según lo que dicen).

Cuando Beyonce dijo hace algunos años que había logrado bajar 20 libras, la dieta se volvió inmediatamente famosa. Puede ser que Beyonce haya logrado perder peso con la Dieta Master Cleanse, pero ¿a qué precio?

Según los expertos, cuando este tipo de dietas se basan en el hambre no son buenas para tu salud. Si tu cuerpo deja de recibir alimentos, evidentemente empiezas a perder peso. El problema es que dejas de proporcionarle a tu cuerpo los nutrientes esenciales para que funcione en el día a día y puedes sentirte muy mal, pues del hambre te pueden dar dolores de cabeza, náuseas, fatiga, mareo y hasta diarreas o estreñimiento.

Además, la verdad es que no quemas tanta grasa como tú creerías, sino que pierdes mucha agua y masa muscular. Ante la falta de proteínas, tu cuerpo empieza a gastar sus propias reservas que se encuentran en la masa muscular. Y al quemar tu masa muscular, terminas reduciendo tu metabolismo, lo cual será contraproducente cuando vuelvas a tu rutina alimenticia habitual, pues el cuerpo no eliminará tan fácilmente las mismas calorías que eliminaba antes.

Las dietas de desintoxicación tan radicales como ésta han sido bastante cuestionadas pues se supone que el cuerpo se encargue de su propia desintoxicación a través del hígado. ¿Para qué forzar al cuerpo a algo que hace naturalmente?

Y ni qué decir sobre que levanta tu energía. Realmente crees que sin comer nada en 10 días, ¿puedes sentir más energía? Un resultado poco creíble y poco probable.

En conclusión, puede ser que este tipo de dietas realmente logren hacerte perder peso fácil y rápido, pero mientras más fácil sea la dieta, más caro será el precio que tu salud tendrá que pagar. Además, se ha comprobado que la mayoría de las veces las personas vuelven a ganar su mismo peso o más una vez que vuelven a retomar sus hábitos alimenticios previos.

El hacer dieta es importante, pero que no sea por vanidad, sino por salud. No te dejes llevar por las modas, mejor, consulta con un nutricionista calificado.

Imagen © Thinkstock / Chris Graythen

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2009.

Comentarios