La visualización o imaginación guiada es una técnica sencilla que enfoca la mente para que forme imágenes de sitios, sensaciones o memorias que le proporcionen paz, tranquilidad y reduzcan el estrés.

Es una terapia complementaria fácil de aprender que ayuda a las personas a relajarse, a disminuir el dolor, a dormir mejor, a disminuir los temblores del Parkinson, a dejar de fumar, y a lidiar con la disfunción eréctil, con los ataques de pánico, con los síntomas de la menopausia y con los efectos secundarios de la quimioterapia.

No es para todos. Pero no tiene efectos secundarios. Y ayuda a concentrarse en los pensamientos positivos. ¡Vale la pena probarla! Tu médico puede recomendarte un profesional de la salud mental que te enseñe cómo practicarla.

 

Imagen © iStock / kimberrywood

Comentarios