Comparte este artículo:

No hay por qué aguantar aquel dolor que carcome en el estómago a consecuencia de una úlcera ya que la mayoría de úlceras pépticas puede curarse en semanas, indica la edición de marzo de “Mayo Clinic Health Letter”.

Las úlceras pépticas aparecen en el estómago o en la parte más alta del intestino delgado (duodeno).  El síntoma predominante es un dolor ardiente en cualquier parte, entre el ombligo y el esternón.  El dolor podría durar desde unos minutos a varias horas y generalmente empeora cuando el estómago está vacío, además de que probablemente recrudezca en la noche.  Los síntomas a menudo mejoran con comida o medicamentos para reducir el ácido estomacal.

Hasta 1980, los médicos pensaban que las úlceras eran producto de algunos factores del estilo de vida, como el estrés y la comida picante.  Sin embargo, ese no es el caso y ahora se sabe que la bacteria común Helicobácter pylori suele, por lo general, ser la causante de las úlceras. La bacteria daña el revestimiento estomacal o duodenal que tolera el ácido, permitiendo que el ácido estomacal llegue a otros tejidos profundos más sensibles y provoque tanto irritación como más daños tisulares.

El consumo regular de analgésicos antiinflamatorios es otra causa común para padecer de úlceras.  Los medicamentos pueden irritar e inflamar el revestimiento estomacal, derivando en el desarrollo de una úlcera.  Entre los antiinflamatorios están el celecoxib (Celebrex), el diclofenac (Voltarén), el ibuprofeno (Advil, Motrin y demás), el naproxeno (Aleve, Naprosyn) y el ketoprofeno.  La aspirina también aumenta el riesgo de presentar una úlcera péptica.

El diagnóstico de la úlcera se basa en los síntomas, los antecedentes médicos e estudios por imágenes del tracto digestivo.  Por otro lado, también se pueden realizar análisis de sangre, de aliento y de muestras de heces para revisar la presencia de Helicobácter pylori.

Sea cual fuere la causa, el tratamiento se concentra en proteger al estómago o duodeno del ácido estomacal y el médico posiblemente recetará uno o más medicamentos para disminuirlo.  Si la causa de la úlcera es el Helicábacter pylori, también se podrían recetar antibióticos.  Lo ideal es que los pacientes se abstengan de tomar antiinflamatorios.

Con el tratamiento adecuado, las úlceras generalmente cicatrizan en cuestión de pocas semanas.  Aunque los factores del estilo de vida no son la causa principal de la aparición de úlceras, ciertamente contribuyen a empeorar los síntomas.  A fin de promover la cicatrización, es importante controlar el estrés, dejar de fumar y evitar consumir alcohol.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / VILevi

 

Comentarios