Comparte este artículo:

La meta del tratamiento si tienes diabetes tipo 2 es la de mantener tus niveles de glucosa lo más cercano a lo normal para prevenir complicaciones a largo plazo.

Cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar los niveles de glucosa en la sangre, tu médico te recetará uno o más medicamentos por vía oral (tomados). Estos podrían incluir fármacos para prevenir complicaciones o para la hipertensión, para el colesterol o los triglicéridos altos.

Únicamente cuando la diabetes tipo 2 está muy avanzada y el páncreas no produce suficiente insulina y/o no responde a los medicamentos, es necesario agregar insulina al tratamiento. Pero, si pierdes mucho peso, muchas veces puedes dejar de necesitarla.

No suspendas tus medicinas aunque te sientas bien. Hay problemas, como la hipertensión, que no dan síntomas… Si tienes alguna duda relacionada con tu tratamiento, consulta a tu médico.

Comentarios