iStock_000026306326XSmall_SeanShot

El sobrepeso infantil que trae consecuencias a corto y a largo plazo en la salud de los pequeños, también hace que sufran más estrés. Un estudio nuevo publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism encontró que los niños obesos tienen los niveles de la hormona del estrés más altos que los niños de peso normal. Entérate aquí de los detalles.

La epidemia de obesidad infantil ha llamado la atención en todo el mundo y se han creado campañas para  prevenir el aumento de peso en los pequeños, puesto que puede traer consecuencias graves a su salud, tanto a corto como a largo plazo.

La lista de complicaciones incluye: problemas cardiovasculares, diabetes e hipertensión, entre otras. Para agregar una nueva, un estudio reciente encontró que los niños obesos tienen los niveles de cortisol, la hormona que indica el estrés, mucho más elevados que los niños de peso normal.

El cuerpo produce la hormona cortisol cuando una persona experimenta estrés. Así, si alguien se enfrenta con frecuencia a situaciones estresantes, el cortisol y otras hormonas indicadoras de estrés se pueden acumular en la sangre, lo cual puede causar problemas de salud.

Este estudio es el primero en encontrar que la hormona cortisol está crónicamente elevada en los pequeños con obesidad. Los especialistas holandeses, autores de dicha investigación, se sorprendieron al encontrar que los niños a la corta edad de 8 años de edad, ya presentan niveles de estrés alto.

Para la investigación, los autores recolectaron muestras del cabello de 20 niños obesos y 20 niños con peso normal para medir los niveles de cortisol. Cada grupo estaba constituido por 15 niñas y 5 niños entre los 8 y 12 años de edad. Se analizó el cabello ya que éste refleja los niveles de cortisol durante un período aproximado de un mes.

La concentración de cortisol en los niños obesos fue de 25 pg/mg en comparación con una concentración de 17 pg/mg en los niños con peso normal.

Si bien estos resultados dan una idea importante acerca del estrés en los niños obesos, se basó sólo en observación. Esto quiere decir que no se sabe a ciencia cierta la causa de que los pequeños pasados de peso presenten más niveles de estrés.

Puede ser debido a que experimentan más estrés psicológico por el hecho de ser obesos, o quizás se deba a que sus cuerpos manejan la hormona del estrés de una forma diferente. De cualquier modo, es importante hacer investigaciones más a fondo para encontrar la causa y entender mejor la obesidad infantil y, a la vez, encontrar e implementar tratamientos nuevos y medidas de prevención.

Si eres madre o padre de un niño(a) obeso(a), es una buena idea que observes de cerca si tu hijo(a) padece de estrés. Los problemas de autoestima, el acoso escolar, los sentimientos de culpa, la tristeza y el aislamiento podrían ser las causas. Identificarlas a tiempo podría ser la clave para garantizarles una vida sana y más feliz.

Imagen © iStockphoto.com / SeanShot

Comentarios