Comparte este artículo:

Es mejor consumir calcio en los alimentos

Si estás en la edad en que empiezas a preocuparte por la osteoporosis o llegando a la menopausia, posiblemente estés tomando suplementos de calcio para fortalecer tus huesos y “curarte en salud”. Si es así, no dejes de leer esta columna: sin duda alguna el calcio es muy importante pero, existe la posibilidad de que los suplementos de calcio aumenten tus posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

Muchos médicos que tratan a las personas que van entrando en años, especialmente a las mujeres postmenopáusicas, suelen recomendarles rutinariamente que tomen suplementos de calcio, como una forma natural e inofensiva de prevenir las fracturas debidas a la osteoporosis. Pero un estudio publicado en la revista Heart, que se realizó en 24,000 personas entre los 35 y los 64 años que respondieron a unos cuestionarios acerca de su dieta, arrojó resultados controversiales.

El estudio reporta que los participantes que tomaron suplementos de calcio con regularidad tuvieron un riesgo 86% mayor de tener un ataque cardíaco que los que no tomaron dichos suplementos. Y los que tomaron únicamente suplementos de calcio tuvieron el doble de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco que los que no tomaron ningún suplemento vitamínico. Durante los 11 años que duró el estudio, se reportaron 354 ataques cardíacos, 260 accidentes cerebrovasculares (ACV) o apoplejías y 267 muertes relacionadas con los ataques cardíacos y los ACV. Pero las personas con un consumo alto de calcio sólo a través de alimentos, como leche y queso, tendían a tener un riesgo menor de padecer ataques al corazón.

Estos resultados coincidieron con los de otros estudios a menor escala realizados con anterioridad. Según los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health) además, los suplementos de calcio también se han asociado con piedras en los riñones, con el estreñimiento y otros problemas en el aparato digestivo.

El objetivo principal del estudio era determinar si los suplementos de calcio tenían influencia en los factores de riesgo cardiovascular, y interesante que no se encontró una relación directa entre ambos. Sin embargo, según los autores del estudio, los suplementos causan que los niveles de calcio suban rápidamente muy por encima de lo normal, y es precisamente ese efecto lo que a largo plazo puede ser peligroso para la salud.

En realidad, el calcio no debe faltar en una dieta balanceada, pero es preferible que consumas la cantidad apropiada en pequeñas dosis a través de tus comidas. De ese modo, tu cuerpo puede ir absorbiéndolas poco a poco durante el día. La diferencia es que los suplementos, con su gran concentración de calcio, aumentan de pronto el nivel de este mineral en la sangre. El estudio revela que los participantes que consumían grandes cantidades de calcio a través de los alimentos tendían a tener un riesgo más bajo de sufrir ataques cardíacos que los que consumían cantidades menores.

El calcio, al igual que el colesterol, es una de las sustancias que contribuyen al endurecimiento y al estrechamiento de las arterias. Por razones aún desconocidas, cuando los niveles de calcio suben súbitamente, es más probable que el calcio se adhiera a las paredes de las arterias, que es una de las causas importante de los ataques cardíacos.

Según los Institutos Nacionales de la Salud, para una mujer después de la menopausia, entre los 51 y los 70 años (etapa en que la osteoporosis se empieza a desarrollar con mayor frecuencia), el consumo apropiado de calcio es de 1,000 a 1,200 miligramos diariamente. Después de los 71 años, la cantidad es de 1,200 miligramos diarios tanto para las mujeres como para los hombres. Y puedes obtener esa cantidad si incluyes en tu dieta alimentos ricos en calcio cuatro veces al día. Pero asegúrate de que estos alimentos sean bajos en grasa. Algunas buenas opciones son la leche y los productos lácteos, como el yogur y el queso sin grasa o bajos en grasa. Otras fuentes de calcio  incluyen los vegetales de hojas verdes y los jugos, las bebidas de soya y los granos enriquecidos con calcio. Los suplementos de calcio se deben tomar únicamente cuando tu dieta regular no te proporciona la cantidad que se recomienda diariamente.

El estudio deja sin resolver algunos puntos que se deberán explorar en investigaciones futuras. Piensa que en casos normales, no se necesitan cantidades excesivas de calcio, y que puedes obtener las cantidades recomendadas a través de una dieta bien balanceada. Así que hasta que no se hagan nuevas investigaciones, lo más seguro es tomar los suplementos con precaución (y siempre y cuando te lo recomiende tu médico) si por alguna razón no estás consumiendo suficiente calcio de los alimentos. Infórmale al médico los suplementos vitamínicos o con calcio, así como todos los medicamentos ya sea recetados o no que tomes, y deja que él o ella determinen si en tu caso los riesgos potenciales para el corazón son mayores o menores que los beneficios del calcio para evitar condiciones perjudiciales para tus huesos, como la osteoporosis.

 

Imagen © iStock / olshole

 

Comentarios