Comparte este artículo:

Antes de reaccionar con un regaño o con preocupación cuando tu hijo moja la cama de noche, es importante que sepas que es común que suceda y que el orinar cuando se está dormido muy pocas veces se debe a que tu hijo está enfermo. En Vida y Salud te damos algunos consejos para que puedas ayudarles a tus hijos a superar esta etapa.

Cuando tus hijos están dejando los pañales, es de esperarse que se orinen durante la noche sin darse cuenta (a esto se le llama enuresis o enuresis nocturna). Pero cuando tu hijo tiene ya más de 5 años y los pañales son algo del pasado, te parecerá extraño que siga mojando la cama.

La mayoría de los niños dejan de orinarse en la cama después de los 5 años, ¡pero no todos!  Y es normal si algunos lo siguen haciendo, incluso hasta los 8 años. Si tu hijo es parte de ese grupo, no tienes de qué preocuparte.

¿Qué causa que un niño se orine en la cama durante la noche sin darse cuenta? Existen varias teorías.

  • En algunos niños la maduración de las conexiones nerviosas entre el cerebro y la vejiga simplemente es mas lenta. El cerebro no se entera cuando la vejiga está llena y por lo mismo no le avisa al cuerpo que debe despertarse para ir al baño a vaciarla.
  • Otros niños tienen una capacidad más pequeña en su vejiga y no pueden aguantar hasta despertarse.
  • También puede deberse a que producen muy poca hormona antidiurética durante la noche. Esta hormona ayuda a que los riñones liberen menos agua cuando se está durmiendo. Es decir, hay niños que producen más orina de noche y evidentemente en algún momento la tienen que evacuar.
  • Puede estar relacionado al estreñimiento.
  • En algunas ocasiones puede ser una señal de que tu hijo está preocupado o angustiado por algún problema.
  • O simplemente, puede ser que el niño duerme tan profundamente, que no se da cuenta que tiene ganas de orinar.

Como ves, no hay razón para preocuparte. La mayoría de los pediatras dicen que naturalmente y poco a poco los niños dejan de mojar la cama de noche. Y tú puedes hacer  mucho para ayudarle a pasar por esta etapa lo más rápido posible, o al menos sin sufrimiento.

Entiéndelo y tranquilízalo, en vez de regañarlo o castigarlo

Ese es el primer consejo que te podemos dar. Así como a ti te preocupa lo que le está pasando a tu hijo, él también se siente incómodo por la sensación de humedad y puede sentirse avergonzado pues ya es lo suficientemente grande para saber que el orinarse en la cama y no en el baño, no es normal. Pero él no sabe porqué le pasa eso y no sabe cómo cambiar la situación.

Trata de comprenderlo y tranquilizarlo diciéndole que no se preocupe, que a muchos otros niños también les sucede lo mismo aunque no conversen acerca de esto. Incluso, si a ti te pasó lo mismo en tu infancia, cuéntaselo pues le servirá para darse cuenta que es algo que se pasa con el tiempo. Al estar más tranquilo, tu hijo puede responder más fácilmente a algunas estrategias  que implementen en casa para evitar que se siga orinando durante noche.

Antes de dormir

Evita que tome muchos líquidos durante la noche para reducir la producción de orina y llévalo al baño antes de acostarse para que vacíe la vejiga. Y si tú o tu pareja suelen acostarse más tarde que él, despiértalo en ese momento para que vaya al baño y desaloje lo que ha producido mientras dormía.

Confianza para ir al baño

Algunos niños inconscientemente no van al baño de noche pues no saben que es normal hacerlo, o porque en el fondo temen salirse de la cama y caminar hasta el baño. Enséñale que el ir a orinar durante la noche es normal y deja una lucecita encendida en el baño (hay unas luces nocturnas) para que se sienta cómodo para ir cuando tenga ganas.

Colchón seco

El lavar las sábanas diariamente puede ser fácil, pero el colchón es más complicado de limpiar pues no se seca tan rápidamente y poco a poco se va percudiendo o adquiriendo un olor. El usar un protector de plástico impermeable que se coloca debajo de las sábanas es una gran ayuda para mantener el colchón seco.

Pañales

Aunque no es lo ideal, algunas veces puede ser muy útil usar un pañal para niños grandes, especialmente cuando van a dormir fuera de la casa y no quieres que mojen el colchón de otros o cuando se vayan a sentir avergonzados porque las personas que no los conocen se puedan dar cuenta de sus accidentes nocturnos.

Anímalo

El celebrar las noches que no moja la cama es algo positivo ya que puede hacerle sentir que la situación puede mejorar.

Recuerda que esta etapa pasará tarde o temprano, y lo mejor es que se quede en la memoria de tu hijo y de toda la familia como algo que hasta pueda ser gracioso y que quizá se puedan reír en el futuro.

 

Imagen © iStock / markokg

Comentarios