Estamos en la época navideña, lo que a menudo significa que tus amigos y parientes visitarán tu hogar. Cualquiera sea la situación, siempre debes hacer una limpieza profunda antes y después de las visitas.

Disminuye el desorden: Una de las formas más rápidas de limpiar el hogar es disminuyendo el desorden. Incorpora en tu hogar la práctica de “un solo toque”: Una vez que algo llegue a tus manos, clasifícalo, guárdalo o deséchalo inmediatamente para que no tengas que llevarlo de lugar en lugar. Pídele a tu familia que adopte esta misma práctica cuando circulen por la casa.

No decores demasiado: No es necesario echar la casa por la ventana cuando te encargues de la decoración navideña. Las luces, velas, lazos y coronas pueden adquirirse a precios muy convenientes, a la vez que crearán un ambiente festivo y conservarán el orden. Compra cajas y guarda todos los artículos de las fiestas; de este forma, en el futuro podrás organizar la decoración con rapidez.

Enséñales a los niños hábitos positivos durante todo el año: Si tienes niños, ya sabes que es imposible tener una casa impecable. Si puedes, mantén algún sistema de almacenamiento en las habitaciones: intenta usar una bolsa de zapatos colgada en la puerta para guardar los juguetes, o enséñales a guardar los juguetes en un baúl o canasta. Estos hábitos no solo serán de ayuda para las fiestas, sino durante todo el año.

Dale prioridad a las habitaciones que más usas: Limpiar toda la casa, dependiendo del tamaño, puede ser una tarea de enormes proporciones. No lo hagas todo de una vez; si el trabajo es demasiado grande, te abrumarás y no terminarás lo que te has propuesto. Dale prioridad a las habitaciones que más usas y divide el trabajo en varios días. La cocina y baño siempre tienen mucho movimiento, por lo que podrás comenzar por allí. Luego, dale prioridad a los espacios públicos como el estudio, el comedor y la sala de estar.

Utiliza productos de limpieza de uso múltiple: La mejor manera de comenzar es con productos de limpieza convenientes. Hay miles de productos que facilitan la tarea. Existen trapeadores que estrujan el agua al girarlos, por lo que no necesitarás ensuciarte las manos. También se encuentran disponibles escobillas para el inodoro y toallitas desinfectantes desechables, como las que ofrece Clorox, que son de mucha ayuda para una limpieza rápida y la desinfección de superficies sólidas. Utiliza paños de microfiba para sacudir el polvo a medida que circules en áreas públicas, donde puedes usar cualquier producto para una limpieza más rápida y fácil.

Si fuera necesario, pide ayuda: No seas de aquellas personas que tienen que hacer todo por su cuenta; de lo contrario terminarás haciendo toda la limpieza. Pídele ayuda a tu cónyuge, hijos, amistades o a cualquier otra persona. El limpiar o prepararse para las fiestas con la ayuda de tus amistades y parientes puede ser divertido y hasta convertirse en una tradición.

Comentarios