Comparte este artículo:

En las últimas semanas del 2009, los funcionarios de la salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC) han informado que la actividad de la gripe por el virus H1N1 del 2009 ha disminuido.

Sin embargo, mantén los productos desinfectantes a mano y cuando estornudes hazlo en la parte interna de tu codo.

Los funcionarios de los CDC dicen que la tendencia en baja en la actividad de la gripe H1N1 del 2009 no significa necesariamente que lo peor haya pasado. Se cree que podría repuntar en enero y febrero, cuando tienden a presentarse mayores casos de gripe estacional. Lo que no se sabe a ciencia cierta es si la próxima oleada será una mayor actividad de la gripe H1N1 del 2009, la agudización de la gripe estacional o una combinación de ambas.

“En estos momentos, estamos experimentando una baja en los casos de gripe, pero el futuro es incierto —dice el doctor Thomas Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.—. No sabemos cuántos casos habrá desde ahora, que es la época en que tradicionalmente se presenta la gripe estacional, y mayo, que es cuando termina”.

Se sabe que la influenza es difícil de predecir, explicó el doctor Frieden. Esto se vio recalcado en la división de opiniones entre los científicos. Una docena de científicos encuestados por los CDC estaban divididos en cuanto a la probabilidad de una ola de nuevos casos de cualquier tipo de gripe en enero, que es cuando los niños vuelven a la escuela después de las vacaciones de invierno.

Aunque los expertos están divididos en sus pronósticos, según Frieden: “vacunarse sigue siendo uno de los pasos más importantes para protegerse y proteger a su familia contra la gripe por el virus H1N1 del 2009. Mientras más personas se vacunen, más estarán protegidas contra la gripe, lo que significa, que si tenemos menos casos más adelante, habrá menos probabilidades de una tercera oleada en las semanas y meses venideros”.

Este no es el momento de bajar la guardia frente a la gripe H1N1. Recuerdalas siguientes medidas de prevención:

Vacúnate contra la H1N1 ahora que los suministros están disponibles y no hay restricción respecto de quién puede recibir la vacuna.

Lávate las manos: Recuerda lavarte las manos frecuentemente, especialmente antes de comer, con agua tibia y jabón por al menos 20 segundos. Mantén cerca desinfectante para manos a base de alcohol en caso de que no tengas acceso a agua y jabón.

Desinfecta los lugares donde se acumula la mayor cantidad de gérmenes: Desinfecta frecuentemente los artículos que se tocan con algún producto registrado en la EPA que sea efectivo contra la gripe. Algunos de estos lugares que acumulan gérmenes son los interruptores de la luz, juguetes, mesones, grifos, manillas de las puertas, control remoto, teclados y mango del cepillo del cabello.

Cúbrete la boca: Lleva contigo pañuelos desechables para cubrirte la nariz y la boca al toser o estornudar. Bota el papel en un basurero después de usarlo. Si no tienes un pañuelo desechable, tose en la parte interna del codo.

Evita tocarte los ojos, nariz y boca: Al tocar una superficie infectada y después llevarte las manos a los ojos, nariz y boca, puedes contraer la gripe por el virus H1N1 y la gripe estacional.

Los CDC calculan que la gripe H1N1 del 2009 ha contagiado alrededor de 50 millones de personas en Estados Unidos y se cree que unas 10.000 personas han muerto como consecuencia desde el comienzo de la pandemia, en abril del 2009, hasta el 14 de noviembre. Cerca del 90% de las muertes causadas por la gripe porcina se produjeron en la población menor de 65 años. Aunque estas cifras son importantes, en un país con más de 300 millones de personas, todavía significa que cinco de cada seis aún no se han contagiado. Es preferible no correr riesgos ante estas probabilidades.

Comentarios