Comparte este artículo:

¿Por qué no van al médico los hombres? Incentiva a tu papá…

Si no le has comprado su regalo todavía y quieres festejarlo con algo que sea realmente valioso considera un seguro médico o incentívalo a que lo utilice si lo tiene. En realidad, ¡piensa en lo valiosa que es la salud! Siempre es mejor prevenir que remediar. Así festejarás muchos más Días del Padre con tu papá.

Es muy interesante, de acuerdo a un estudio realizado por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), las 10 razones más importantes por las cuales los hombres no van al médico son las siguientes:

  • No tienen un médico
  • No tienen seguro médico
  • Piensan que no tienen ningún problema
  • No tienen tiempo
  • No quieren gastar dinero
  • Piensan que los doctores no hacen nada
  • No quieren escuchar lo que les podrían decir
  • No quieren que les vayan a hacer un examen de la próstata.
  • Prefieren aguantarse
  • Como su pareja les ha estado diciendo que vayan, no quieren dar su brazo a torcer.

Pero la realidad es que la detección temprana puede salvar vidas y, como menciona la Asociación Americana del Corazón, no existen buenas razones para no ir al médico, sólo escusas. Por eso, en este día del Padre te invito a que le regales el mejor regalo a tu papá, el regalo de la salud. Algo que no se puede negociar.

Los siguientes exámenes y chequeos son los que se recomiendan de acuerdo a la edad (empiezo temprano para que tomes nota tú también).

  • Se recomienda hacerse un examen físico general cada 3 años entre los 20 y 39 años de edad. Este examen se realiza para determinar si tiene algún problema físico que comprometa su salud mediante inspección del cuerpo, palpación, auscultación (escuchar sonidos) y percusión (producir sonidos dando golpecitos en ciertas partes del cuerpo).
  • Un examen de la presión arterial cada dos años a partir de los 20 años o cada año si la presión es mayor a 120-139/80-89 Hg.
  • Un examen del colesterol en la sangre y chequeos del corazón para descartar anormalidades: a partir de los 34 años, se debe hacer cada 5 años. Esto varía si tiene alguna condición como diabetes, problemas renales, problemas cardíacos, etc., que quizás deban ser monitoreadas más de cerca. A algunos hombres se les recomienda tomar aspirina de baja dosis para prevenir ataques al corazón.
  • Un examen de orina y sangre cada tres años entre los 20 y 39 años, cada dos, entre los 40 y 49 años, y cada año a partir de los 50.
  • Un examen para detectar cáncer del colon, se debe realizar cada año a partir de los 50 años. Obviamente hay de diferentes tipos. Algunos no son invasivos y le podrían salvar la vida.
  • Un examen dental cada año para revisión y limpieza.
  • Un examen de los ojos, dependiendo de su visión y la salud de sus ojos, cada dos años o con la frecuencia que su médico lo indique.
  • Un examen para detectar cáncer de la próstata: se debe iniciar a partir de los 40 años para los hombres con alto riesgo o de los 50 para aquellos con riesgo promedio. El doctor determinará esto de acuerdo a sus antecedentes médicos y familiares para determinar la frecuencia del examen con precisión.
  • Detección de enfermedades de transmisión sexual: si tiene cualquier síntoma (busca información detallada sobre las ETS aquí mismo en Vida y Salud).
  • Inmunizaciones: Hay varias vacunas que debe recibir como adulto (tétano, neumonía, influenza (contra la gripe), culebrilla, etc.) Su médico le indicará cuáles debe recibir de acuerdo a su edad y su condición.
  • Un examen para determinar la densidad ósea: si tiene riesgo de desarrollar osteoporosis, su médico le podría pedir un estudio de la densidad ósea a partir de los 50. No es una enfermedad exclusiva de las mujeres, los hombres también pueden desarrollarla en ciertos casos (hipogonadismo, etc.).
  • Un examen de los testículos para la detección de cáncer del testículo (es importante que se los examine regularmente él también).
  • Un examen de la piel para la detección del cáncer de la piel (es importante que se la examine el también y le reporte al doctor si ve cambios en algún lunar).

Muchos hombres piensan que ir al médico es una señal de debilidad. Pero el cuerpo no es una máquina infalible. La obesidad, la diabetes y la presión alta son muy comunes en nuestra comunidad y entre más tiempo se tengan sin tratar, más serias son las complicaciones que pueden causar. Entre ellas: ataques al corazón, derrames cerebrales, amputaciones, disfunción eréctil, en fin. Ir al médico no garantiza que no nos vamos a enfermar, pero nos ayuda a mejorar las posibilidades de disminuir los riesgos de desarrollar complicaciones. Muchas condiciones como la presión alta, el colesterol elevado en la sangre y, a veces, la diabetes (al principio) no causan síntomas. La única forma de detectarlas es haciendo los exámenes necesarios. No esperes más.

Quizá califiques en las opciones de cobertura médica para personas de bajos ingresos para Medi-Cal o Medicaid. Puedes obtener información en una de las agencia de departamentos humanos de tu localidad. Si vives en California puedes obtener información en www.CoveredCalifornia.com/es, en el resto del país visita https://www.cuidadodesalud.gov/es/.

También puedes visitar el intercambio de seguros médicos de tu estado. En California puedes ir a www.CoveredCA.com/es o llamar al 1-800-300-0213. Los centros comunitarios de salud en tu comunidad podrían ayudarte a tener acceso a servicios médicos si no calificas para un programa de cobertura de salud. En California podrías encontrar un centro de salud en www.californiahealthplus.com.

E, independientemente de la visita al médico, recuerda que todos tenemos que contribuir con nuestro granito de arena para mantenernos sanos: evitando el tabaco, procurando mantener un peso sano, haciendo alguna actividad física regularmente e incorporando frutas y vegetales en nuestra dieta ¡Feliz Día del Padre a todos los papás!

 

Imagen © iStock / RobLopshire

Comentarios