Comparte este artículo:

Cuando se acerca la menstruación, tu cuerpo se prepara y por eso podrías notar algunos cambios físicos y en tu estado de ánimo. Pero antes de que te digan que estás insoportable o que tus emociones parecen subir y bajar como en una montaña rusa y no sepas qué responder, infórmate al respecto. El Síndrome Premenstrual o SPM es algo normal y llevadero que le sucede a la muchas mujeres antes del ciclo menstrual.

Quizá muchas veces sabes que está por llegar tu menstruación porque experimentas cambios en tu estado de ánimo. Puede que estés más sensible a todo lo que te rodea sin que encuentres explicación a esos cambios tan repentinos. También puede ser que tu pareja o tu familia te hagan comentarios con respecto a tus cambios de humor. Pero ¡no te preocupes! Esto podría deberse al llamado Síndrome Premenstrual o SPM que se presenta cuando la menstruación se acerca y tu cuerpo se prepara.

La causa del llamado Síndrome Premenstrual (SPM) parece estar ligada a la fluctuación de las hormonas femeninas (el estrógeno y la progesterona) y sus síntomas físicos y psicológicos pueden incluir: inflamación (hinchazón), sensibilidad en los senos, cansancio, antojos de comer en exceso (¡en particular chocolate!), tristeza, ansiedad, irritabilidad, depresión, problemas para concentrase, cambios en el estado de ánimo… ¿Te suena familiar? Lo importante es que no dejes que el Síndrome Premenstrual afecte tu vida negativamente. Hay varias cosas que puedes hacer para sentirte mejor, incluyendo pequeños ajustes en tu estilo de vida, para superar estos días con una actitud positiva. Recuerda que no es nada que no se pueda remediar y que es algo normal que le ocurre a muchas las mujeres.

¿Qué puedes hacer para aliviar los síntomas del Síndrome Premenstrual o SPM?

  • Empieza por hacer cambios en tu dieta y comer más frecuentemente pero pequeñas porciones. No abuses de la sal, pues esto contribuye a que retengas líquidos. Y cuando te ataquen las ganas de comer chocolate, trata de sustituirlo (digo, para no abusar) por carbohidratos saludables como las frutas, los vegetales y los granos integrales.
  • Es recomendable también que consumas alimentos con calcio, por ejemplo en productos lácteos (siempre eligiendo los desgrasados o bajos en grasa). Los estudios demuestran que el reducir la cafeína, el azúcar, los productos con soya no parece disminuir los síntomas premenstruales. Pero puedes probar si funciona en tu caso.
  • Hay estudios que sugieren que el tomar suplementos de calcio (máximo 1,200 mgs. al día) y de vitamina B6 puede ayudar. Sin embargo asegúrate de tomar menos de 100 mgs. por día de vitamina B6 para evitar una neuropatía por exceso de esta vitamina. El magnesio (400 mgs. diarios) podría ayudar a disminuir la retención de líquidos y la sensibilidad en los senos. El hierro también puede ayudar. Si quieres tomar una multivitamina pero toma en cuenta la cantidad total de todos los ingredientes para que no te pases.
  • Los estudios usando hierbas no han demostrado hasta el momento que sean efectivas. Y siempre es conveniente consultar con tu médico para asegurarte que no hay contraindicaciones para que las tomes, especialmente si estás tomando otras medicinas o tienes algún problema médico.
  • No abuses del alcohol (si estás muy irritable, evítalo) y haz ejercicio. Nada puede ayudarte a relajarte más que una buena sesión de ejercicios aeróbicos. Después, caerás como piedra en la cama para hacer algo que es muy necesario en los días previos a la menstruación: dormir y descansar bien. De hecho, lo ideal es hacer 30 minutos de ejercicio aeróbico casi todos los días de la semana, no sólo antes de la menstruación.
  • Para disminuir el estrés y mantener un buen estado de ánimo, si te es posible, incorpora rutinas diarias de relajación como meditación, yoga o masajes. Te hará sentir reconfortada.
  • Cuando se acerque tu período y te des cuenta de ciertos comportamientos, toma nota. Esto te ayudará a estar alerta y a tomar las medidas necesarias para que el SPM no te afecte con tanta intensidad. Si los síntomas físicos y/o psicológicos son tan severos que te impiden llevar una vida normal, entonces lo mejor será visitar a tu médico. El o ella podrá examinarte para descartar que se trate de otro problema y/o podrá recetarte, si es necesario, medicamentos que te ayuden con tus síntomas de acuerdo a la severidad.

Recuerda que el Síndrome Premenstrual o SPM es una parte natural de ser mujer y que no debes dejarte ganar por él. Sigue mis recomendaciones y cada vez que sientas algún síntoma que interfiera en tu vida diaria, respira profundo y haz las paces con tus hormonas. Después de todo, ellas son las responsables del milagro de ser mujer.

 

Imagen © iStock / RapidEye

Comentarios