Comparte este artículo:

A la hora de prevenir la diabetes tipo 2, esta parece haberse convertido en la pregunta del millón.

¿Qué funciona mejor? Sin duda alguna, ¡las dos cosas! Cuando se trata de prevenir la diabetes tipo 2, el estar en sobrepeso y el ser sedentario, son la combinación perfecta para que se dé la enfermedad.

Varios estudios han comprobado que lo mejor que pueden hacer las personas en riesgo es decir, quienes tienen una historia familiar de diabetes, tienen pre-diabetes, están en sobrepeso, desarrollaron diabetes durante el embarazo (gestacional) o pertenecen a un grupo étnico propenso, como nosotros los hispanos, es bajar de peso. ¿Y cuál es la mejor manera de lograr esa meta de prevenir la diabetes tipo 2? Comiendo mejor e incorporando una rutina de ejercicios a su vida diaria.

Si siempre has sido sedentario, empieza por trazarte una rutina sencilla como caminar 15 minutos diarios y a medida que transcurre el tiempo, ve aumentando la intensidad. Si no te gusta caminar, entonces, explora otras posibilidades: sal en bicicleta, métete a clases de aeróbicos en el gimnasio, anda a nadar un rato todos los días, sube las escaleras de tu casa, o sal a pasear al perro. Lo importante es que el ejercicio físico se convierta en un hábito. Vas a ver que te sientes mejor en todo sentido.

En cuanto a la dieta, debe ser balanceada, es decir, debe incluir alimentos de todos los grupos alimenticios: granos integrales; frutas; vegetales; carne, pescado; leche y sus derivados y grasas. De las grasas (las no saturadas son mejores para no elevar el colesterol). Debes evitar las golosinas, los pastelitos y todo aquello que esté hecho con azúcar refinada. Es mejor obtener los carbohidratos (azúcares) de las frutas, los vegetales y los granos integrales. Y otro consejo, es que limites las porciones y trates de comer siempre a la misma hora.

Con el ejercicio y una dieta sana, vas a lograr la meta principal para prevenir la diabetes tipo 2: lograr acabar con esas libras de más, que más allá de una cuestión estética, son una cuestión de salud.

Imagen © Thinkstock / EmiliaU

Comentarios