La mayoría de las personas experimentamos momentos ocasionales de pérdida de la memoria, y no siempre puede achacarse a la edad. En realidad las causas son muchas, y aunque pocas veces indican problemas serios, sí pueden interferir con las actividades normales de la vida diaria.

Algunas razones comunes para la pérdida de memoria transitoria (no permanente) incluyen el uso de algunos medicamentos (antidepresivos, antihistamínicos, relajantes musculares, tranquilizantes, pastillas para dormir, medicinas para la ansiedad, ciertos analgésicos), el alcohol, el tabaco, las drogas, la falta de sueño, la depresión y la ansiedad, el estrés, una nutrición deficiente (sobre todo, la deficiencia de vitaminas B1 y B12), y el envejecimiento.

Algunas causas más serias, que requieren ayuda médica inmediata y que pueden ser permanentes, incluyen lesiones en la cabeza, apoplejía (accidente cerebrovascular), y demencia. Ante cualquier duda, consulta a tu médico.

 

Imagen © iStock / Kemter

Comentarios