Cuando llega el comienzo de un año nuevo, frecuentemente pensamos en los cambios que queremos o necesitamos hacer. Es más, quizá ya tengas tu lista de resoluciones de año nuevo. Pero, si no la tienes, aquí encontrarás las principales resoluciones del 2014, quiénes las cumplen, y varias ideas para que decidas cuáles resoluciones deben estar en tu propia lista para el 2015. Y si la tienes, quizá después de leer esta columna decidas agregar otra.

De acuerdo a un estudio realizado el 1º de enero de 2014 por la University of Scranton y publicado en el Journal of Clinical Psychology, las principales 10 resoluciones de año Nuevo en Estados Unidos el año pasado fueron:

  1. Perder peso
  2. Organizarse
  3. Gastar menos y ahorrar más
  4. Disfrutar la vida al máximo
  5. Mantenerse en forma y sano
  6. Aprender algo estimulante
  7. Dejar de fumar
  8. Ayudar a otros a realizar sus sueños
  9. Enamorarse
  10. Pasar más tiempo con la familia

¿Sabes el porcentaje que generalmente lograba sus resoluciones de año nuevo de acuerdo al estudio? ¡Sólo el 45%! El 38% nunca las lograban, y casi la mitad – el 49% — tenía éxito con poca frecuencia.

Como es de esperarse, el 75% de las personas mantenían sus resoluciones durante la primera semana, bajaba a 71% después de 2 semanas, bajaba a 64% después de un mes y después de 6 meses, menos de la mitad – sólo el 46% — mantenía sus resoluciones.

Curiosamente, los jóvenes – las personas en sus veintes – tenían más probabilidades de lograr sus resoluciones, un 39% de ellos, comparado con las personas después de los 50, en que sólo el 14% las lograba.

Es interesante que varias de las resoluciones se relacionan con la salud: perder peso está en primer lugar, mantenerse en forma y sano, dejar de fumar, y varios de los otros puntos como disfrutar la vida, pasar tiempo con la familia, disfrutar la vida, etc. al mejorar el estado de ánimo y bajar el estrés también mejoran la salud.

¿Qué otras resoluciones podrían mejorar tu salud además de las ya mencionadas?

•  Procura disminuir tu estrés. Todos estamos expuestos a situaciones que nos causan estrés, y muchas de ellas no se pueden modificar, pero podemos modificar cómo reaccionamos ante ellas o podemos procurar disminuir las situaciones que nos lo causan. El estrés crónico contribuye a la obesidad, al insomnio a la depresión, a las enfermedades cardiovasculares, entre otros problemas de salud. Enfatiza lo positivo. Haz algo divertido (y sano) diariamente.

•  Procura dormir suficiente. Como quizá sepas, el sueño tiene varias funciones (algunas de las cuales aun no conocemos), pero, lejos de ser un momento en el que el cerebro descansa, aunque es esencial y pasamos un tercio de la vida durmiendo, el sueño es un proceso dinámico en el que hay una gran actividad eléctrica dentro del cerebro. También se sabe que la falta de sueño aumenta el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes. Aquí la calidad no sustituye la cantidad. 5 horas de sueño al día no son suficientes. Además, dormir suficiente, te ayuda a tener mejor estado de ánimo y a verte mejor.

•  Estudia algo nuevo. Ya sea que desees obtener un título, acabar otra carrera o simplemente por aprender, esto no sólo beneficia a tu cerebro, sino que te permite conocer a otras personas y disminuye tu riesgo de desarrollar Alzheimer. Además, podría ser muy divertido.

*  Vuélvete voluntario. Seguramente has escuchado que dar es mejor que recibir. Y si no lo has experimentado, ofrece tus servicios como voluntario en cualquier organización de tu elección. La satisfacción que recibirás es por mucho mayor a la que te imaginas. Además conocerás a otras personas, estarás más conectado en tu comunidad, podrías aprender habilidades nuevas y, si tienes hijos, les estarás dando un ejemplo maravilloso.

*  Usa hilo dental diariamente. Esto podría disminuir el riesgo de enfermedad en tus encías y podría no sólo proteger tu sonrisa, tu salud oral y tu salud en general. La gingivitis podría asociarse con dificultad para controlar la diabetes y otras condiciones médicas.

Ahora que empieza el año, considera cómo puedes mejorar tu salud y la calidad de tu vida. El tiempo pasa muy rápidamente. Te deseo un año saludable, lleno de amor, alegrías y éxitos, incluyendo que logres tus resoluciones. Si te propones metas realistas, las puedes lograr. ¡Feliz año nuevo y buena suerte!

Imagen © Thinkstock / pixologicstudio

Comentarios