Comparte este artículo:

Las ronchas (urticaria) son unos bultos rojos o rosados en la piel que pueden dar comezón o picar. Pueden estar rodeadas de puntitos rojos. Se forman cuando las células de la piel liberan histamina en reacción a algo que las irrita (como el calor o el frio, exposición al sol, el sudor, presión sobre el área o estrés) o a un alérgeno inhalado (como el polen, el moho o la caspa de animales), inyectado (como la picadura por un insecto o un medicamento como la penicilina), o ingerido(como las nueces, los mariscos o los cacahuates o maní).

La mayoría de los casos desaparecen por sí mismos en unas cuantas horas, pero si persisten consulta a tu médico. Puede recomendarte la loción de calamina y un antihistamínico de venta libre. Si eso no surte efecto, puede recetarte medicamentos más potentes. Es importante que no te rasques, porque puede causar la formación de más ronchas.

Si la urticaria está acompañada de silbido o opresión en el pecho, dificultad para respirar, mareos o inflamación en la cara, los labios o la lengua, es una emergencia. Busca ayuda de inmediato.

Imagen © iStock / Peter Hermes Furian

Comentarios