Comparte este artículo:

Hay una variedad de síntomas que se presentan con la diabetes. Algunos son consecuencia de los altos niveles de azúcar en la sangre, otros se dan por el deterioro o daño que esta enfermedad causa a los distintos órganos del cuerpo (ojos, riñones, sistema cardiovascular, nervios).

Dentro de los síntomas de la diabetes tipo 1 y 2 se encuentran:

  • Mucha sed
  • Aumento en la frecuencia para orinar
  • Mucha hambre
  • Pérdida de peso
  • Debilidad y somnolencia
  • Cambios en la visión o visión borrosa
  • Náuseas y vómito
  • Fatiga
  • Infecciones frecuentes o de curación lenta
  • Disfunción eréctil

Es necesario aclarar que los síntomas de la diabetes tipo 1 son más repentinos. Es decir, en el curso de pocos días, la persona con diabetes tipo 1 empieza a orinar más, sufre de mucha sed y se deshidrata debido a la cantidad de orina expulsada y al vómito. Es común que estas personas pierdan la conciencia y en algunos casos, pueden morir si no se tratan rápidamente. En contraste, los síntomas de la diabetes tipo 2 se van desarrollando con el tiempo y es poco a poco que van volviéndose más severos. Por un largo período de tiempo (pueden pasar años) el páncreas trabaja el doble para suplir las necesidades de glucosa, y los síntomas se presentan cuando ya las células están gastadas.

Si sufres de alguno de estos síntomas, consulta a tu médico o a un endocrinólogo, el especialista en la diabetes.

 

Imagen © Thinkstock / innovatedcaptures

Comentarios