tinnitus
Comparte este artículo:

¡Un minuto de silencio, por favor! Ah, cuánto darían por ese ratito de paz los millones de personas que sufren de un timbre, ruido o zumbido en el oído. Puede ser constante, o sentirse de cuando en cuando, pero de todas formas, resulta francamente molesto. Más que una enfermedad, se trata de un síntoma y se llama tinnitus o acúfenos. Si quieres saber cómo aliviarlo, ¡sigue leyendo!

¿Lo has tenido o escuchado alguna vez? Algunos describen al tinnitus como un soplo, otros como silbido, a veces agudo como un timbre o más grave, como el sonido de un escape de aire. A Sonia, que lo padece desde hace años desde que tuvo una infección en los oídos, le parece como el murmullo de una concha (caracol) de mar, suave durante el día,  pero cuando llega la noche y todo está en calma, lo escucha mucho más intenso al punto que se le dificulta dormir.

Lo que Sonia escucha, ese zumbido, silbido, ruido o timbre, sumamente desagradable es muy común: lo tienen (o escuchan) millones de personas en todo el mundo. Tan sólo en los Estados Unidos, 50 millones de personas padecen tinnitus. Para la mayoría, es algo transitorio (por un par de horas después de salir de un concierto ruidoso, por ejemplo, o un zumbido ligero que se escucha antes de irse a dormir).  Pero para 16 de esos 50 millones, el tinnitus es algo constante y lo suficientemente molesto como para consultar al médico. Si éste es tu caso, tienes que ir a un otorrinolaringólogo, el especialista en el cuidado de la garganta, la nariz y los oídos.

El doctor te explicará que el tinnitus muchas veces puede aliviarse, pero no tiene cura, y te hará preguntas para determinar por qué te sucede.  El tinnitus puede ocurrir por cualquiera de las siguientes causas:

  • Infecciones en el oído
  • Un cuerpo extraño alojado en el oído o algo tan sencillo como acumulación de cera
  • Lesiones en el tímpano
  • Estar expuesto a ruidos prolongados o intensos
  • Trauma o golpe en el cuello o en la cabeza
  • Ciertos trastornos de salud como: la fibromialgia, el hipotiroidismo, el hipertiroidismo o la enfermedad de Lyme pueden tener al tinnitus como uno de sus síntomas. En este caso, al tratar la causa primaria, el tinnitus puede desaparecer o aliviarse
  • Enfermedad cardiovascular
  • Tomar medicamentos que resulten tóxicos para el oído (como algunos antibióticos y anti inflamatorios), o que tengan al tinnitus como un efecto secundario, pero sin dañar al oído interno (dosis altas de aspirina lo pueden causar, por ejemplo)
  • Mandíbula desalineada (o síndrome de la articulación témporo-mandibular)
  • Algunos tumores
  • Presión arterial alta o baja, alergia o anemia
  • Enfermedad o síndrome de Meniere, un trastorno del oído medio que causa hipoacusia (reducción de tu capacidad de escuchar los sonidos) y el vértigo
  • Consumo de alcohol, cafeína y hasta tomar aspirina (como mencioné arriba)

No existe un tratamiento específico a menos que tu otorrinolaringólogo (el médico especializado) encuentre la causa concreta de tu tinnitus.  Muchas veces para lograrlo te solicitará algunas pruebas específicas que pueden incluir radiografías, pruebas de equilibrio, pruebas de audición y análisis de laboratorio. Algunas personas mejoran su tinnitus tomando suplementos alimenticios como el ginko biloba, el magnesio o el zinc, otros usando audífonos y los que han perdido audición, a menudo mejoran sus molestias con los aparatos de amplificación. Tu médico te dirá qué es mejor en tu caso particular.

Para que puedas aliviar tu tinnitus en casa, hay varias cosas que podrías probar:

  • Evita exponerte a ruidos intensos, como la música muy fuerte
  • ¿Sabes cómo está tu presión arterial? Mantenla bajo control con la ayuda de tu médico. Tanto la alta como la muy baja son importantes
  • Evita el exceso de sal y haz ejercicios a diario para mejorar tu circulación arterial
  • Reduce el consumo de café, té,  bebidas con cafeína en general y el tabaco
  • Duerme lo suficiente (algunos recomiendan con la cabeza elevada) y evita fatigarte
  • Practica la relajación mediante el yoga o la meditación.  La tensión no lo causa, pero puede empeorar el tinnitus
  • “Disimula el ruido”. Una música suave de fondo, o la estática (sonido blanco) de un radio puede enmascarar el zumbido en los oídos que se hace más molesto cuando no hay otros sonidos ambientales que lo neutralicen

Consulta de inmediato a tu médico si el zumbido en los oídos aparece después de darte un golpe fuerte en la cabeza, o si se presenta acompañado de vómitos, mareos, náuseas o si pierdes el equilibrio.

Ya sabes, si no se puede determinar una causa concreta de ese timbre que a veces te atormenta, es importante que sigas con perseverancia las recomendaciones para aliviarlo. Así encontrarás el respiro — y el silencio — que buscas.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Juanmonino

Comentarios