Comparte este artículo:

Es normal que te estés preguntando acerca del virus H1N1. No es posible olvidarnos de este virus conocido como la “gripe porcina”, que causó tanta alarma en el mundo entero, especialmente en México, un país tan cercano para muchos. Aunque no se ha vuelto a hablar del tema como antes, el virus del H1N1 no ha desaparecido y es importante que tus hijos se vacunen contra él.

Después de la alerta de pandemia que se levantó en el 2009, es normal que muchos padres sigan preguntándose si deben o no seguir vacunando a sus hijos contra este virus.

Algunos piensan que el virus ya se fue, y otros simplemente piensan que a la hora de la verdad no fue tan grave.

¿Qué dicen los doctores? Aunque los reportes oficiales dicen que la pandemia como tal ha terminado, de acuerdo con el Dr. Felipe Lobelo, epidemiólogo del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), “el H1N1 está todavía circulando, aunque en menor escala”. Eso quiere decir que, si el virus sigue activo rondando en el medio ambiente, todavía hay posibilidades de contagiarse. Y por eso los expertos del CDC recomiendan que nos sigamos vacunando.

Por otro lado, los médicos dicen que no es cierto que la pandemia de la “gripe porcina” realmente no fue tan grave. Algunos creen que el virus de la influenza causa más muertes cuando llega la temporada de invierno, pero la realidad es que más de 16,000 personas murieron a causa de este virus en el 2009. “Sería un error considerar que la pandemia fue suave”, dice el Doctor Stephen Redd, quien estuvo coordinando al equipo de respuesta del H1N1 en el CDC.

Además, de acuerdo con el doctor Lobelo, “la taza de mortalidad del H1N1 fue 5 veces más alta que en años pasados en el grupo pediátrico”, es decir, en los niños. ¿Realmente vale la pena ponerte a ti y a tu familia en riesgo? Esas son razones que convencen.

El efecto de la vacuna dura un año, pues siempre existe la posibilidad de que el virus del H1N1 cambie con el tiempo (el virus puede mutar, como dicen los científicos). Sin embargo, hasta el día de hoy el CDC sigue recomendando aplicarse la vacuna del 2009 por dos razones. En primer lugar, porque hasta el momento no se ha descubierto que el virus haya mutado desde el año pasado. En segundo lugar, porque la vacuna del 2010 aún está en desarrollo y no estará disponible hasta septiembre.

Siempre es mejor prevenir que tener que curar. Por eso es tan importante que tus hijos estén protegidos. Los niños y los adultos mayores de 65 años son quienes más necesitan esta vacuna pues son las personas con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Especialmente aquellos que tienen condiciones de salud que se pueden complicar fácilmente, como por ejemplo asma, diabetes, obesidad o enfermedades del corazón. Las mujeres embarazadas también corren un gran riesgo.

En tu próxima visita al médico, pregúntale por la vacuna H1N1 para que puedas vacunar a tus hijos y a cualquier persona mayor de 65 años en la familia, especialmente cuando tienen condiciones delicadas de salud como las que mencionamos antes. Sólo recuerda que, al igual que la vacuna contra el virus de la influenza, la vacuna contra el H1N1 no la deben recibir niños menores de 6 meses. Al vacunarte tú, los protegerás a ellos. Como siempre, si tienes dudas, consulta a tu médico.

Comentarios