Comparte este artículo:

Una ola de calor que se extiende por gran parte de los Estados Unidos parece que llegó para quedarse, según indican los informes del Servicio Nacional de Meteorología. Ante la subida de la humedad y la temperatura, los expertos en salud  anuncian una serie de medidas de precaución. ¡No te descuides!  

Durante los próximos días, y sin alivio a la vista, las altas temperaturas y la humedad afectarán a millones de personas en la región oriental y central de los Estados Unidos, extendiéndose hacia el oeste del país a medida que transcurre el mes de julio.  Las temperaturas se mantendrán en el rango de los 90º  F (32º  C), pero el alto nivel de humedad aumentará la sensación de calor a más de 100º F (37.7º C).

Los expertos en salud advierten que todas las personas deben tomar medidas de precaución para reducir a un mínimo los efectos negativos de la ola de calor.  Toma nota (y aunque no vivas en los Estados Unidos, infórmate sobre lo que debes hacer para protegerte de una subida brusca de la temperatura en el lugar en que vives):

  • ¿Tienes familiares de edad avanzada o que estén enfermos y que vivan solos? ¿Quizás algún vecino se encuentra en ese caso? Ellos, por lo general son los que más sufren las consecuencias de los calores extremos. Por favor, visítalos y asegúrate de que su unidad de aire acondicionado esté funcionando (si tienen aire acondicionado en casa), o que tengan acceso a un área fresca y ventilada. Si no, es conveniente que durante las horas más calientes del día, se trasladen a un sitio público con aire acondicionado (un centro comercial, por ejemplo).
  • Mantén las persianas de las ventanas cerradas para que la casa esté fresca durante el día.
  • Si vives en una vivienda de dos plantas (pisos, niveles), conviene que pases la mayor parte del tiempo en el piso de abajo. El calor tiende a subir, por lo que las habitaciones superiores estarán más calientes que las del piso inferior. Si no tienes aire acondicionado, abre las ventanas del piso superior, y mantén un ventilador encendido.
  • Evita las bebidas alcohólicas, que deshidratan, así como las que contengan azúcar o cafeína.  El agua es tu mejor opción, así como usar prendas holgadas y de colores claros.
  • Si los niños quieren jugar al aire libre, las mejores horas para hacerlo es temprano en la mañana o al caer de la tarde. Si se bañan en la alberca (piscina) de casa o la pública, recuerda protegerlos convenientemente con un bloqueador solar y procura que beban suficiente agua.
  • Las mascotas también sufren durante una ola de calor. Deben disponer de un lugar a la sombra y suficiente agua fresca.
  • No dejes a tu mascota en el auto cerrado, aunque sea por pocos minutos. El efecto invernadero hace que el calor dentro del auto se haga insoportable y puede causarle la muerte.

El exceso de calor puede provocar confusión, mareos, náuseas e incluso vómitos. Algunas personas pueden sentir fatiga y desarrollar dolores de cabeza de diferente intensidad. En ese caso, hay que trasladarlos de inmediato a un lugar fresco y ventilado, y mantenerlos bien hidratados hasta que los síntomas mejoren.  Pero si la persona experimenta una subida drástica de la temperatura y desarrolla fiebre (105º F o más/ 40.5º C), respira agitadamente, se le acelera e pulso y la piel se siente seca y caliente, estas son señales de insolación, una condición que requiere atención médica de urgencia. Hay que llamar al número de emergencia local o llevarlo al hospital más cercano de inmediato.

 

Imagen © iStockphoto.com / ARTPUPPY

Comentarios