Comparte este artículo:

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) además de proteger contra este virus que produce ciertos tipos de cáncer cervical, es efectiva para combatir las verrugas genitales igualmente causadas por VPH, más aún cuando se reciben tres dosis de la vacuna en comparación con sólo dos. Así lo confirmó un estudio realizado en mujeres en Suecia.

Existen más de 70 tipos diferentes de Virus del Papiloma Humano (VPH). Algunos tipos de VPH pueden ocasionar alteraciones en el cuello uterino y producir cáncer cervical. Estos tipos de VPH, denominados de “alto riesgo”, también pueden ser causantes del cáncer anal. Otros tipos de VPH pueden causar verrugas genitales.

Las verrugas genitales, como su nombre lo indica, aparecen en los hombres y las mujeres infectados con VPH alrededor de los órganos genitales. Cuando se encuentran alrededor de los genitales, lucen como manchas de color piel elevadas o planas o como un pequeño bulto con la parte superior similar a una coliflor. En las mujeres, las verrugas genitales además se pueden encontrar adentro del cuerpo, en la vagina y el cuello uterino, por lo cual es necesario hacer un examen especial (colposcopia) para poder verlas con claridad.

La mejor manera de prevenir estas verrugas, es por supuesto, llevando una vida sexual sana. Esto quiere decir, no tener muchos compañeros sexuales, no empezar a tener relaciones sexuales a muy temprana edad, y por supuesto, usar siempre protección.

Pero además de esto, las vacuna contra el VPH, denominada Gardasil o Cervarix y diseñada con la prevención del cáncer cervical en mente, ha comprobado ser también efectiva para evitar las verrugas genitales, en especial cuando se administra en tres dosis. Un estudio realizado en Suecia y publicado en la revista científica JAMA, describe que recibir tres dosis de la vacuna, en lugar de dos, aportaría los mejores beneficios.

Para el estudio, los investigadores analizaron el historial de más de un millón de jovencitas entre los 10 y los 24 años de edad del 2006 al 2010. Dependiendo de si habían recibido una dosis, dos dosis o tres dosis de la vacuna, o si no estaban vacunadas. Las jovencitas fueron divididas en diferentes grupos. Mínimo ocho de diez chicas vacunadas, habían recibido las tres dosis recomendadas con Gardasil. Los especialistas estudiaron la incidencia de verrugas genitales, pues es la manera más temprana de medir la efectividad de la vacuna diseñada para prevenir el cáncer del cuello uterino.

En un período de 3.8 años en promedio, se presentaron 20,000 casos de verrugas genitales. Los expertos encontraron una asociación clara entre la aparición de estas verrugas y el número de dosis de la vacuna que las chicas recibieron. En concreto, se observó que en las niñas entre 10 y 16 años, que recibieron tres dosis de la vacuna las protegió en un 82 por ciento contra las verrugas genitales, comparado con 71 por ciento si habían recibido dos dosis de la vacuna contra el VPH.

Cabe decir que la vacuna fue subsidiada por el gobierno Sueco entre los años 2007 y 2011 para las niñas entre los 13 y 17 años.

Si tienes dudas acerca de esta vacuna o quieres acceder a ella en tu país, consulta con tu médico. Infórmate y toma una decisión pensando en tu salud. Ojalá tuviésemos más vacunas para prevenir otros cánceres.

Imagen © Thinkstock / Zametalov

Comentarios