Comparte este artículo:

Las bombas de insulina controlan mejor la diabetes que las inyecciones que deben aplicarse a diario, afirma un estudio reciente realizado en Francia.  Si eres diabético(a), entérate en qué consisten exactamente las bombas de insulina, y aprende cuáles son sus ventajas y sus desventajas para decidir si te convienen.  

Las bombas de insulina son pequeños dispositivos computarizados que el paciente debe llevar siempre consigo, y que le suministran insulina a través de un catéter situado debajo de la piel. Se pueden programar para que proporcionen la insulina de dos maneras: mediante dosis pequeñas y continuas (llamada insulina basal); y mediante una dosis adicional (llamada insulina en bolo), aproximadamente a la hora de la comida para controlar el aumento de la glucosa (azúcar) en la sangre que se produce después de comer.  Quizás las conozcas y hasta las hayas usado para controlar tu nivel de glucosa en la sangre.

Pues bien, según ha dado a conocer un estudio reciente publicado el 2 de julio en la revista The Lancet, las bombas son más eficientes para controlar los niveles de azúcar en la sangre que las inyecciones múltiples de insulina que se aplican a diario los pacientes con diabetes tipo 2 mal controlada.

En el estudio, financiado por Medtronic (un fabricante de dispositivos médicos), participaron unos 331 pacientes de entre 30 y 75 años, todos con diabetes tipo 2 mal controlada, que usaban varias inyecciones de insulina a diario para estabilizar su nivel de azúcar en la sangre. Algunos de los participantes siguieron usando las inyecciones, mientras otros empezaron a utilizar la bomba de insulina.

A los seis meses, los participantes que usaron las bombas de insulina tuvieron una reducción mucho mayor en los niveles de azúcar en la sangre que los que usaron las inyecciones. Al final del estudio, los primeros necesitaron una dosis diaria de insulina 20% más baja que los segundos, y tuvieron, en promedio, casi tres horas menos al día con un nivel de azúcar alto que los otros. La cantidad de tiempo que pasaron con un nivel de azúcar extremadamente bajo fue igual en ambos grupos.

Según Yves Reznik, del Centro Hospitalario Regional Côte de Nacre, de la Universidad de Caen, en Francia, y autor del estudio, los resultados abren la puerta a otra opción en el tratamiento de los pacientes que no pueden controlar su diabetes por medio de las inyecciones diarias.

Conoce las ventajas y las desventajas de las bombas de insulina

A pesar de las obvias ventajas del uso de las bombas de insulina para tratar la diabetes en la mayoría de los pacientes, existen, sin embargo, algunos inconvenientes.

Ventajas:

  • Te suministran la cantidad de insulina necesaria con más exactitud que las inyecciones.
  • Eliminan las inyecciones, con lo que desaparece la dificultad de programarlas, aplicarlas, calcular las dosis correctas y saltarte alguna por olvido.
  • Sueles tener menos altibajos en el nivel de azúcar en la sangre.
  • Te reducen los episodios de hipoglucemia (nivel de azúcar en la sangre bajo) severa.
  • Te permiten hacer ejercicios sin necesidad de comer grandes cantidades de carbohidratos.
  • Tienes más flexibilidad con los alimentos (el horario y el tipo de comida).

Desventajas:

  • El procedimiento te resulta más costoso, y requiere recibir entrenamiento para usarlo. A veces toma algún tiempo acostumbrarse a su uso.
  • Tal vez aumentes de peso.
  • Tienes que mantenerte conectado(a) a la bomba la mayor parte de tiempo.
  • Se te pueden presentar problemas serios si el catéter se sale de su lugar y no recibes la insulina por varias horas.

De todos modos, la opinión de varios expertos en diabetes en los Estados Unidos concuerda con los hallazgos del estudio. Según la Dra. Virginia Peragallo-Dittko, del Instituto de Diabetes y Obesidad del Hospital Universitario de Winthrop, Mineola, en Nueva York, muchos pacientes con diabetes tipo 2 no logran controlar sus niveles de azúcar con las inyecciones diarias a pesar de sus esfuerzos, por lo que la bomba de insulina se convierte en otra opción de tratamiento segura y efectiva que no favorece ni el aumento de peso ni la hipoglucemia.

Para el Dr. Gerald Bernstein, del Instituto para la Diabetes Friedman, del Centro Médico Beth Israel, en Nueva York, las bombas de insulina podrían ser el futuro de la atención médica de la diabetes ya que favorecen la monitorización continua, mejoran la calidad de vida del paciente y reducen el riesgo de complicaciones.

Si padeces de diabetes tipo 2 y requieres inyectarte insulina varias veces al día para controlar tus niveles de glucosa en la sangre y/o aún así no logras controlarlos, consulta con tu médico acerca de la posibilidad de usar una bomba de insulina. Quizás sea la alternativa que  necesites.

Imagen cortesía de Medtronic, Inc. – MiniMed® 530G with Enlite®

Comentarios